Eva Ortiz pide a la CE que frene la iniciativa francesa de exigir un etiquetado propio que supone costes adicionales a la industria española

Eva Ortiz pide a la CE que frene la iniciativa francesa de exigir un etiquetado propio que supone costes adicionales a la industria española
Icono fecha
27-02-2014

Estrasburgo, 27.2.14.- La eurodiputada Eva Ortiz ha instado a la Comisión Europea (CE) a frenar la iniciativa de Francia que prevé implantar una normativa propia de etiquetado que conllevará costes adicionales a la industria española, ya que deberá adoptarlo para comercializar sus productos en ese país y que es diferente al exigido en el resto de la Unión Europea.

Los parlamentarios del Grupo Popular Europeo Eva Ortiz y Pablo Arias han presentado una pregunta al Ejecutivo comunitario para conocer su posición acerca de la intención del Gobierno galo de introducir el etiquetado TRIMAN, una normativa obligatoria exclusiva para Francia para la reciclabilidad de ciertos productos, y en su caso la adopción de medidas para evitar una situación que puede afectar seriamente a la industria europea, y en particular a los operadores españoles, que tienen en Francia uno de sus principales mercados.

La parlamentaria alicantina ha explicado que esta medida unilateral del Gobierno francés “tendrá un evidente impacto económico negativo para nuestros sectores industriales puesto que implica adaptar su producción, reetiquetados, reenvasados o cambios de embalaje, para cumplir un requisito particular de un país distinto a los comúnmente exigidos en el conjunto de la Unión Europea”.

A su juicio, y en sintonía con los sectores afectados, la obligatoriedad del etiquetado TRIMAN para vender en Francia supone, asimismo, “la fragmentación del mercado interior y un importante obstáculo al libre movimiento de mercancías en el seno de la Unión Europea”.

“Además –ha continuado-, dadas las diferentes prácticas en la gestión de residuos de cada Estado Miembro y a que ya se están empleando otras etiquetas, este logo podría causar confusión entre los consumidores europeos afectando también a los esfuerzos en materia de reciclaje que desarrollan los distintos países”.

 

Seguridad jurídica para los empresarios

En su interpelación, Eva Ortiz considera que la Comisión Europea debe valorar las consecuencias que acarrearía, en términos económicos y medioambientales, que cada socio comunitario decidiera imponer sus propios logos de reciclaje.

En este sentido, cree fundamental, en aras a la seguridad jurídica necesaria para que nuestros empresarios puedan acudir a los mercados con plenas garantías, que la Unión Europea evite legislaciones contradictorias o solapadas a la regulación común que rige en el mercado único europeo.

Esta iniciativa parlamentaria es consecuencia de la reunión mantenida el pasado viernes con la Junta Directiva de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), quienes trasladaron una preocupación que es común al conjunto de sectores industriales valencianos, y que afecta con carácter general a toda la industria española y europea.

Eva Ortiz ha insistido en el compromiso del Grupo Popular Europeo por escuchar a los diferentes sectores sociales y económicos, y atender y defender sus intereses ante las instituciones comunitarias. En este caso, se trata de sectores económicos tradicionales de la Comunidad Valenciana que tienen un importante arraigo al territorio, con el impacto social y vertebrador que conlleva, y que son claves para el crecimiento del tejido productivo valenciano. 

Compartir