Fabra: "Esta es la reforma fiscal de la recuperación, de la modernidad y del crecimiento"

Fabra:
Icono fecha
19-07-2014

19. julio. 2014.- El Presidente Regional del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Alberto Fabra, ha subrayado que la reforma fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy es la “reforma de la recuperación, de la modernidad y del crecimiento, pero sobre todo una reforma justa, equitativa y social, que beneficia a todos los colectivos”.

 

Alberto Fabra, en un encuentro celebrado con representantes de la sociedad civil, alcaldes y responsables municipales, y parlamentarios populares para explicar los detalles de la reforma fiscal y su aplicación en la Comunitat Valenciana, ha incidido en que “la igualdad social se defiende con hechos, no con demagogia, y la única realidad es que al final de la legislatura los ciudadanos pagarán menos impuestos que en 2011 cuando el Partido Socialista gobernaba”.

 

“Es una reforma que tiene como principal objetivo el empleo y que está pensada para los ciudadanos, para su beneficio, y no como hace el Partido Socialista cuando ha gobernado que sólo toma decisiones pensando en su propio beneficio electoral”, ha añadido.

 

Alberto Fabra ha destacado que la reforma fiscal que ha puesto en marcha el Gobierno del Partido Popular “va a suponer un ahorro para los valencianos de 800 millones de euros en dos años”, gracias a la bajada de impuestos que contempla.

 

En este sentido, Fabra ha recordado que cuando el Partido Popular llegó al Gobierno de España en 2011 lo hizo con programa de cuatro años “para levantar un país que Zapatero y sus compañeros de partido, entre ellos también Pedro Sánchez, Ximo Puig o Susana Díaz, habían dejado en la ruina y al borde del rescate, con un agujero de 70.000 millones de euros”.

 

“La situación –ha continuado- aún era peor, cuando pudimos ver las cuentas, de lo que nos habían contado. Y sí, hubo que tomar decisiones difíciles, pero el Partido Popular cumple sus promesas, y en cuanto esas medidas han comenzado a dar sus frutos hemos podido bajar los impuestos”.

 

El Presidente ha señalado que en estos momentos “estamos en un proceso de consolidación del crecimiento económico, de reducción del número de personas en paro y de aumento de cotizantes a la Seguridad Social”.

 

“Los ciudadanos han confiado en nosotros y han hecho un esfuerzo para sacar adelante el país, y ahora nos toca devolver a los ciudadanos esa confianza con hechos. Y el hecho es que estamos ante una reforma fiscal que baja a todos el impuesto sobre la renta; incorpora ayudas a madres trabajadoras, familias con hijos con discapacidad o familias numerosas; rebaja de manera sustancial los impuestos a las rentas de ahorro; y reduce el impuesto de sociedades en cinco puntos”, ha detallado.

 

Fabra considera que el planteamiento de la reforma fiscal es claro: “Cuanto mayor sea la actividad económica, más se facilita el pago de impuestos y más aumenta la recaudación tributaria y el empleo, un circulo clave para financiar las políticas sociales”.

 

El President Fabra se ha referido también a como afecta la reforma a dos colectivos como las familias numerosas y los autónomos, presentes en este encuentro. “Por ejemplo, si hablamos de una familia numerosa con tres hijos  y rendimientos de 40.000 euros, de los que 25.000 son del trabajo, se ahorrarán 829 euros en 2015 y 1.181 euros en 2016. En el caso de los autónomos, ya se ha adelantado a julio la bajada de su retención, lo que supone una reducción de la carga de hasta 300 euros en los próximos seis meses para 550.000 profesionales”.

 

Ejes de la reforma fiscal

 

El líder de los populares valencianos ha estructurado la reforma fiscal en tres ejes: La estabilidad presupuestaria y la disciplina fiscal, acometiéndose el mayor programa de consolidación fiscal de todos los grandes países de nuestro entorno; la reestructuración y el saneamiento del sector financiero, que nos ha permitido recuperar estabilidad y solvencia; La corrección de desequilibros macroeconómicos y el impulso de la competitividad, que nos ha permitido favorecer las condiciones precisas para tener un crecimiento económico sólido, sostenido y generador de empleo.

 

Asimismo, ha explicado que conlleva una reducción de la fiscalidad de las rentas del trabajo, una mayor rebaja para las rentas medias y bajas, beneficios sociales para las familias, un refuerzo de la competitividad de la economía, la dinamización del crecimiento económico, el impulso al ahorro y la inversión, la construcción de un sistema tributario más equitativo.

Compartir