Ferrer San-Segundo critica que Bravo “no aclare nada ni asuma ningún error” tras el incendio de la Ciudad de la Justicia

Ferrer San-Segundo critica que Bravo “no aclare nada ni asuma ningún error” tras el incendio de la Ciudad de la Justicia
Icono fecha
26-09-2017

·       “Se ha producido negligencia en la prevención y mantenimiento, opacidad informativa y una gestión caótica de la consellera tras el incendio”

·       “Bravo cada vez se parece más a Oltra: la culpa siempre es de otros, preferiblemente el PP pero también de la presidenta TSJCV, del INVASSAT o de la sensibilidad de los trabajadores”

·       “En la peor de las hipótesis no es imaginable tal sucesión de errores. La imprudencia de Bravo es temeraria”

 

26. sept 2017.- La portavoz de Justicia del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts Valencianes, María José Ferrer San-Segundo, ha criticado hoy que la consellera Gabriela Bravo “ni aclare nada ni asuma ningún error por el desastre generado tras el incendio de la Ciudad de la Justicia de Valencia”.

   Ferrer San-Segundo se ha pronunciado así tras la comparecencia  en la comisión de Justicia de Les Corts de la consellera Bravo. “17 días después viene aquí y no solo no aclara nada, sino que ha usado la táctica de la acrobacia por aburrimiento. Su grado de autocomplacencia es hiriente y el nivel más evidente de su impericia”, ha manifestado la diputada.

   La portavoz de Justicia ha lamentado “la autocrítica cero de Bravo, cuando lo primero que se espera de un responsable político es que dé la cara y no pretenda huir de su propia quema”. “Las cosas hay que decirlas claras, y hay que denunciar la negligencia en la prevención y mantenimiento, la opacidad informativa y la gestión caótica de la consellera tras el incendio y hasta hoy”, ha añadido.

   La diputada ha explicado que la consellera “ha obviado la falta de mantenimiento eléctrico, que es responsabilidad suya desde hace más de dos años, el desastre de las alarmas y sistemas de detección y el caos en la gestión tras el siniestro, que son claramente responsabilidad suya, una opinión sobre la que hay unanimidad en el sector”.

   Ferrer San-Segundo ha señalado que “habla pero no explica” y ha pedido que “no tome el pelo a los diputados”. “Una cosa es la causa, el foco y otra el armazón. Cuando hay una subida de tensión y un cortocircuito la causa es la falta de mantenimiento del sistema. Ahora están revisando en todas las sedes judiciales los cuadros eléctricos y han licitado un contrato de un transformador en la Ciudad de la Justicia. Nos preguntamos si este transformador era necesario para modular los picos de tensión y si es así por qué no se hizo antes”.

   Además, la portavoz de Justicia del GPP ha explicado que la consellera “tomó la decisión de que el ingeniero y el jefe de servicio que se ocupaban del mantenimiento de las sedes judiciales se fueran al complejo 9 de Octubre. Esas personas realizaban de forma periódica mediciones para evitar cortocircuitos, hacían pruebas regulares para ver si funcionaban las alarmas. ¿Por qué hizo que se fueran?”, ha preguntado a Bravo, así como si puede asegurar que se han seguido haciendo las pruebas pertinentes.

 

Contradicciones

Ferrer San-Segundo también ha relatado las contradicciones sobre si sonaron las alarmas en el incendio. “Un informe de la Guardia Civil dice que no sabe si saltaron, hay ventiladores que no funcionan pero la consellera dice que no pasa nada porque son para evacuación. Menos mal que el incendio no ocurrió un lunes con gente en la Ciudad de la Justicia. La propia controversia sobre si saltó o no la alarma evidencia que no ha funcionado correctamente”, ha explicado.

   “En la peor de las hipótesis no es imaginable tal sucesión de errores. La falta de medios ha sido evidente y en cambio la consellera viene hoy y cuenta cosas prescindibles y no lo importante”, ha criticado San-Segundo. “Hubo una persona que alertó después de ver el humo y menos mal porque si no hoy no hablaríamos de cuatro juzgados, sino de una verdadera reconstrucción de la Ciudad de la Justicia. La consellera ordenó la apertura sabiendo que no estaba el edificio en condiciones y sabía que el INVASSAT lo había dicho también”. Ferrer San-Segundo ha recordado que la hoy consellera trabajó durante cinco años en el departamento de fiscalía de prevención de riesgos laborales.

   “La imprudencia de Bravo es temeraria. Ahora dice que ofrece medios humanos y materiales y no sabemos con qué línea presupuestaria. Ahora habla de auditorías y no es la primera vez que dice que va a hacer una auditoría y luego el TSJCV confirma que no existe”, ha lamentado la diputada.

   Para Ferrer San-Segundo, Bravo “cada vez se parece más a Oltra: la culpa siempre es de otros, preferiblemente el PP pero también de la presidenta TSJCV, del INVASSAT, de la sensibilidad de los trabajadores. Ojalá la misma capacidad que tiene el Consell para escurrir el bulto la tuviera para gestionar. No funcionaron los sistemas de alarma pero lo que ha hecho de verdad saltar las alertas es la falta de actitud y de transparencia de la consellera. Ha fallado al primero de los deberes, que es dar la cara, y al inmediato, que es dar soluciones, y no ha dicho quién es el responsable político, que es ella misma”.  

Compartir