Ferrer San-Segundo: “El PSPV sufre una debilidad creciente en el Botànic”

Ferrer San-Segundo: “El PSPV sufre  una debilidad creciente en el Botànic”
Icono fecha
15-10-2017

·      "En el Consell ya no hay mestizaje: hay colonización. Compromís va anexionando espacios de poder, con un PSPV sumiso y frágil"

·      Lamenta que el Consell “esté entretenido en tensiones, escaramuzas, tiras y aflojas y no le quede tiempo para gestionar”

 

15. oct 2017.- La Portavoz de Justicia del Grupo Parlamentario Popular, María José Ferrer San-Segundo, ha criticado hoy la “debilidad creciente” del PSPV en el Consell del Botànic, con ocasión de la reciente remodelación de competencias en la Conselleria de Justicia y Administración Pública, por la que la Consellera ha delegado “importantes atribuciones” en cargos de la cuota Compromís.

 

   Ferrer San-Segundo ha señalado que “Oltra ha comido a Puig y Bravo la ficha de la Función Pública”. “Este movimiento, reduce, todavía más, el margen de maniobra de la cuota del President en esa Conselleria”.

 

   La diputada del PPCV ha lamentado que “se evidencie, una y otra vez”, que Puig “reina pero no gobierna”, y que “ha cedido, de nuevo, a las presiones de una Vicepresidenta ‘atrapalotodo’, en un ámbito tan relevante como es la gestión de la función pública”. “En el Consell ya no hay mestizaje: hay colonización. Compromís va anexionando espacios de poder, con un PSPV sumiso y frágil”, ha señalado la parlamentaria popular.

 

   Ferrer San-Segundo ha desmentido que las materias cedidas, “tras una intensa y larga presión cercana al chantaje”, sean meramente “técnicas y no políticas, como se ha intentado vender por la Consellera Bravo”.  “En la partida de caza mayor desplegada por Oltra y Compromís durante meses, repleta de redes y trampas, se disputaban dominios esenciales, comenzando por el control sobre la gestión del personal de la Generalitat, o sobre la organización de cuerpos, escalas y agrupaciones profesionales entre los empleados públicos”, ha indicado.

 

   “En segundo lugar -ha proseguido Ferrer San Segundo-, han conseguido cobrarse la pieza para una de las piedras angulares en la hoja de ruta de Compromís: el alcance del requisito lingüístico en el acceso (y promoción) a la Administración de la Generalitat, por la que hubo ya graves desencuentros en el decreto de usos administrativos e institucionales de lenguas oficiales, y desplegará toda su potencia de imposición en la reforma de la Ley de la Función Pública. Compromís quería a toda costa la competencia. La tenía ya en educación, pero le faltaba la función pública para completar su manual de conquista”.

 

   “Además, la delegación de competencias cubre otro objetivo: desembarazarse del control que tenía Bravo con los informes preceptivos respecto a proyectos y disposiciones de otras Consellerías”, ha señalado la diputada. “Sin olvidar otras potestades decisivas: la contratación y despido del personal laboral, el protectorado de todas las fundaciones de la Comunitat Valenciana, o el destino de los 3.000 funcionarios interinos actualmente existentes”.

 

   La portavoz popular ha desvelado también que, “en cuanto a los funcionarios interinos, hay una clara confrontación entre las posiciones del PSPV-UGT, que optan por formalizar un nuevo Plan de Estabilidad como se firmó en 2004 con el Consell del PP, y las de Compromís con su sindicato afín Intersindical, que pretenden consolidar sólo a quienes han accedido a la Administración con el Consell del Botànic, o sea, reenchufar a los amigos y petrificar su red clientelar. El enfrentamiento sindical, y en el seno del Consell, va a ser importante -ha vaticinado Ferrer San-Segundo- pero Compromís se ha quedado arteramente con la llave, aprovechando la impotencia, indolencia y pasividad de Bravo y Puig”.

 

   San-Segundo ha “lamentado que tengamos un Consell entretenido en tensiones, escaramuzas, tiras y aflojas, al que no le queda tiempo, empuje, actitud, ni aptitud, para gestionar.” Y que la Conselleria de Justicia sea “un avispero: líos, portazos como el de la Directora General de Justicia, expulsiones que han escocido en el PSPV como la del histórico Luis Felipe Martínez de la Subsecretaría, virajes compulsivos vía Diario Oficial, y un tablero bélico, con enemistades manifiestas, en el mismo equipo rector de la Conselleria. Para la diputada popular, “Bravo llama racionalizar a resignarse, y pacificar a claudicar. El Consell del Botànic está en constante erupción y degradante erosión. Y esto lo pagamos los ciudadanos”, ha concluido.

Compartir