Gascó critica que Educación deje indefensos a los directores de los centros y ponga en riesgo sus carreras

Gascó critica que Educación deje indefensos a los directores de los centros y ponga en riesgo sus carreras
Icono fecha
29-07-2016

• La Portavoz de Educación del Grupo Popular en Les Corts señala que el conseller Marzà se ha convertido en el Atila de la educación pública porque cualquier normativa firmada por él conlleva el caos”
• “Improvisación, mentiras e ilegalidad son las tres palabras que definen Xarxallibres”
• “Los equipos directivos sienten indefensión ante el Atila educativo”


29. julio. 2016.- La portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha afirmado hoy que en rueda de prensa que “los directores de los centros se sienten indefensos ante las últimas instrucciones y órdenes de la Conselleria de Educación”.

   Gascó ha denunciado la última instrucción dirigida a los directores de los centros públicos para que utilicen dinero de gastos de funcionamiento para pagar Xarxallibres. “Esto es un nuevo atropello que invita a la ilegalidad y que supone un  engaño a las familias y una indefensión para los centros docentes. La improvisación, las mentiras e ilegalidad son las tres palabras que definen Xarxallibres”.

   Para la diputada popular “el egoísmo, la irresponsabilidad o la nula competencia para ser gestor convierten al conseller Marzà en un verdadero peligro, en el Atila de la educación pública porque cualquier normativa firmada por él tiene el caos garantizado. Tras los ayuntamientos, ahora pasa la patata caliente a los directores.  Xarxallibres es un proyecto desorganizado, precipitado, improvisado, con normativa ambigua y sin tiempo para su aplicación. Incrementa las cargas burocráticas de docentes y equipos directivos y, además, ha generado un gran descontento entre los libreros”.

   Beatriz Gascó ha recordado que “solo han participado en el proyecto un 20% de los estudiantes de la Comunidad. De las 300.000 familias que se encuentran en algún momento de la tramitación de Xarxallibres muchas han desistido, otras no han cobrado y hay una lista infinita de problemas que hace que se tengan que alinear los planetas para que una familia pueda cobrar”.

   “En Educación hay caos normativo, el último ejemplo es esta instrucción en las que se pide que los centros hagan uso del dinero disponible de los gastos de funcionamiento para pagar los libros hasta que reciban la dotación económica por parte de la Conselleria. Esta contraviene una orden superior respecto al gasto. En cualquier caso, ante una fiscalización del gasto, el responsable es el director del centro. Marzà está instando a los directores de los centros a que contravengan la normativa, a que contraten saltándose el procedimiento y que asuman ellos las responsabilidades en caso de haber una inspección o denuncia de parte de una librería. La norma tampoco les permite adelantar el dinero. Los equipos directivos sienten indefensión ante el Atila educativo”.

   “Los municipios que tienen informe negativo de sostenibilidad financiera –continúa Gascó- no han recibido todavía el abono de Xarxallibres. Es decir, que las familias de esas poblaciones no han visto un euro”.

   Gascó se ha preguntado cómo es posible que se esté regulando el segundo pago cuando las familias ni siquiera han podido optar a la segunda fase o qué va a pasar con los municipios, cerca del 50%, que no han tramitado todavía el pago de la primera fase. Pónganse ustedes en la piel de las familias: han regalado sus libros y no han visto un euro a cambio. El engaño es perverso y encima tenemos que aguantar declaraciones triunfalistas de que todo se está haciendo muy bien”.

   La diputada popular ha lanzado una serie de preguntas de cara al próximo curso: “¿qué va a pasar si en un centro hay alumnos sin libros? ¿qué va a pasar si un director se niega a contravenir la norma? ¿cuánto tiempo está dispuesto a permitir el Conseller que un alumno vaya a clase sin libros? Un mes, dos, tres…¿cuándo van a pagar los libros a los centros?”.

   Finalmente, a modo de conclusión, Beatriz Gascó ha pedido que “alguien debería asumir la nefasta gestión de este proyecto y todos los problemas que está generando porque Xarxallibres es una red pero no de libros sino de falsas expectativas, enredos, ilegalidades, improvisación y descontento que sume en la indefensión a los directores que ven atónitos cómo la ineficacia del Conseller y su equipo ponen en riesgo sus carreras”.

 

Compartir