Gascó denuncia “el cinismo de Marzà que trata de capitalizar los resultados de PISA 2015 pero renuncia a someter a evaluaciones externas sus políticas”

Gascó denuncia “el cinismo de Marzà que trata de capitalizar los resultados de PISA 2015 pero renuncia a someter a evaluaciones externas sus políticas”
Icono fecha
06-12-2016

 

06. diciembre. 2016.- La portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha denunciado el “cinismo del Conseller Vicent Marzà quien trata de capitalizar los resultados del informe PISA mientras renuncia a participar en este tipo de evaluaciones externas para no someter sus políticas a escrutinio público”.

 

Beatriz Gascó ha señalado que el informe PISA 2015 es el primero en el que la Comunitat Valenciana ha participado con muestra ampliada “por decisión de un gobierno del PP, con la intención de poder extraer conclusiones acerca de nuestro sistema educativo en relación al resto de comunidades autónomas y seguir mejorando. Y los resultados son fruto, precisamente, de las reformas que puso en marcha el PP”.

 

Sin embargo -ha explicado- la hipocresía del Conseller no tiene límites, porque ha sido precisamente él el que ha decidido eliminar del presupuesto la posibilidad de realizar esta evaluación externa”.

 

Gascó ha achacado esta decisión a la “opacidad que rige las actuaciones del Consell de Ximo Puig y Mónica Oltra, porque participar en este proyecto significa rendir cuentas y eso es lo contrario a lo que hacen Marzà, Puig, Oltra y todos los miembros de su gobierno”.

 

La portavoz popular ha asegurado que “la investigación científica y comparada certifica que la autonomía de los centros, para que sea eficaz, debe ir acompañada de la rendición de cuentas que, además, permite mejorar el nivel educativo en aquellos centros con peor desempeño. De hecho, si no se acompaña de un proceso de rendición de cuentas, ese aumento de autonomía puede empeorar e ir en detrimento de los alumnos escolarizados en los centros más desfavorecidos”.

 

Las pruebas estandarizadas, por tanto, calibran correctamente estos criterios de evaluación, son una motivación de mejora para el profesorado y, de alguna forma, son también un mecanismo de protección sobre la objetividad de la evaluación para los alumnos más desfavorecidos”, ha añadido.

 

En este sentido, ha incidido en que las pruebas externas son comunes en Europa “y en aquellos países en los que se han implantado ha aumentado el rendimiento académico de los alumnos”.

 

Por ello, sólo se entiende la actitud de Vicent Marzà por su empeño en seguir ocultando la hoja de ruta del Consell en materia educativa: sectarismo, adoctrinamiento y radicalidad para seguir avanzando en la inmersión lingüística”, ha finalizado.

Compartir