Gascó destaca que el sectarismo de Marzà abre otra grieta en el Consell y el PSOE se opone al decreto que chantajea a las familias

Gascó destaca que el sectarismo de Marzà abre otra grieta en el Consell y el PSOE se opone al decreto que chantajea a las familias
Icono fecha
30-09-2016

30 septiembre 2016.- El sectarismo del conseller Marzà ha provocado nuevas grietas en el Consell y el PSOE ha evidenciado su oposición al decreto del chantaje lingüístico que ha impuesto el responsable de Educación. En el pleno de la localidad de Sot de Ferrer, los propios socialistas han avalado la moción que el Partido Popular ha elevado al pleno para exigir libertad a las familias.

Tal y como ha advertido la diputada autonómica por Castellón, Beatriz Gascó, “esta decisión pone de manifiesto que los propios socialistas están en contra de la política sectaria de Compromís, de las ansias que tiene Marzà de aplicar un rodillo ideológico”. La responsable popular ha explicado que “esta decisión no sólo evidencia la guerra interna que existe entre PSOE y Compromís” sino que “muestra que una minoría quiere imponer a una mayoría de valencianos un chantaje lingüístico”.

Tal y como señala Beatriz Gascó, “aquí lo que se discute son dos modelos” ya que “para el PP lo importante es incrementar el talento y la capacitación lingüística de los jóvenes para que el día de mañana tengan más oportunidades” mientras que “para el Consell la única preocupación es imponer un modelo lingüístico, aunque sea a costa de restarle oportunidades de futuro a los valencianos”. Los populares ya han manifestado que rechazan el chantaje de una lengua sobre otra ya que “en el PP creemos en la libertad y esta Comunitat tiene dos lenguas oficiales, el castellano y el valenciano que se tienen que dar en igualdad”.

Gascó ha subrayado también que “estamos hablando de que el PSOE es un partido con una larga tradición socialdemócrata que ha decidido unirse a radicales en contra de lo que piensan la mayoría de los valencianos” por lo que ha aplaudido “la decisión de aquellos socialistas que se niegan a que su partido sea un títere de los radicales” y que han “priorizado la libertad de las familias a un pacto con los sectarios”.

Compartir