Gascó: “Las familias y las escuelas infantiles vuelven a ser las víctimas de la política sectaria de Marzà”

Gascó: “Las familias y las escuelas infantiles vuelven a ser las víctimas de la política sectaria de Marzà”
Icono fecha
28-12-2016

• La portavoz de Educación del GPP pide al conseller que pague ya los 10 millones de euros que adeuda del bono infantil “y que deja en la incertidumbre a centros y padres”
• “Este Consell ahoga a las escuelas infantiles, las aboca a realizar despidos, les impide hacer planes de futuro, y las deja en una situación muy delicada”
• Advierte de que habrá padres que tengan que sacar a sus hijos en enero de las escuelas infantiles al no poder afrontar la escolarización


28. dic. 2016.- la portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha afirmado hoy que las familias “y las escuelas infantiles vuelven a ser las víctimas de la política sectaria de Marzà”.

   Gascó se ha referido así tras la denuncia realizada por la asociación de escuelas infantiles privadas en la Comunitat sobre el impago por parte de la Generalitat del bono infantil. “En estos momentos la Conselleria de Educación tiene una deuda con las escuelas infantiles de 10 millones de euros correspondientes al periodo septiembre-diciembre. Se trata de una cantidad importante, que deja en la incertidumbre a las escuelas infantiles sobre su continuidad y también a los padres. Marzà no debe esperar más para pagar lo que debe, principalmente porque los centros no pueden aguantar más la situación a la que han llegado y se están quedando sin fondos”, ha manifestado.

   “Marzà y su número 2, Miguel Soler, prometieron que este año no habría problemas en los pagos, pero una vez se han olvidado de su palabra. La realidad es que este Consell ahoga a las escuelas infantiles, las aboca a realizar despidos, les impide hacer planes de futuro, y las deja en una situación muy delicada”, ha indicado. “Lo mismo sucede con los padres, que confiaban en la llegada del bono para hacer frente a los costes y que en algunos casos tendrán que sacar a sus hijos de los centros en enero por no poder asumir la escolarización", ha lamentado.

   “Marzà no paga a las escuelas infantiles pero en cambio sí tiene dinero para medios catalanes. Y esto no es una casualidad. El retraso en el pago del bono es un paso más en la obra de ingeniería social que Compromís está llevando adelante para imponer su modelo único de escuela”, ha afirmado la portavoz de Educación. Para Beatriz Gascó, “se ven claramente cuáles son las prioridades del Consell y se comprueba la influencia de Escola Valenciana en la Conselleria, que dicta los pasos que Marzà y compañía deben dar”.

   Gascó ha recordado que los beneficiarios del bono infantil en escuelas infantiles privadas supera los 20.400 en la Comunitat Valenciana. “Marzà amenaza la viabilidad de muchas de las 650 escuelas infantiles de toda la Comunitat, con 5.000 personas empleadas, la mayor parte mujeres”. “Esta es su forma de rescatar personas: las promesa vacías, los impagos, la imposición de un pensamiento único y echar balones fuera”.

Compartir