Gascó: “XarxaLlibres es otra chapuza del Consell que aún no ha conseguido poner en marcha tras tres meses de anuncios”

Gascó: “XarxaLlibres es otra chapuza del Consell que aún no ha conseguido poner en marcha tras tres meses de anuncios”
Icono fecha
01-12-2015

01. dic. 2015.- La Portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha señalado que “hoy se cumplen tres meses del anuncio de la puesta en marcha de XarxaLlibres, que se ha convertido en otra chapuza ante la incapacidad del Consell para ponerlo en marcha después de tres meses de anuncios y porque las familias no han visto un euro y todavía tardarán en hacerlo”.  

   “Este Consell es especialista en lanzar eslóganes y propaganda pero a la hora de gestionar son un desastre. Han pasado tres meses y #Xarxallibres todavía no ha empezado a funcionar realmente, un trimestre completo en el que no se ha pagado a los padres lo que se prometió. Sigue siendo un caos pues muchos ayuntamientos ya han dicho que no pagarán hasta 2016 y han mostrado sus reticencias legales. Los padres pagaron los libros de sus hijos, se les hizo una promesa y en 90 días #XarxaLlibres ha pasado de ser un anuncio estrella a estrellarse”, ha señalado Gascó.

   Para Beatriz Gascó, “el Gobierno valenciano lleva el paso cambiado. Es lógico hacer anuncios, pero en el caso de #XarxaLLibres se ha demostrado que fue un anuncio prematuro, puesto que no estaba listo para ponerse en marcha”.

   “Primero pilló por sorpresa a las Diputaciones,  a las que Puig involucró sin que sus responsables tuvieran idea, luego tuvo que ampliar plazos de inscripción ante la tardanza de los Ayuntamientos, más tarde se ha encontrado con las observaciones de interventores municipales que no ven claro el mecanismo de pago”, ha señalado a portavoz de Educación Popular.

   “Lo primero que tenían que haber hecho Puig y Marzà era ver la viabilidad del proyecto y sentarse a hablar con las instituciones para organizar cómo iba a ponerse en marcha. Presumen de consenso y diálogo, pero lanzan su campaña sin contar con nadie. Es un programa que sigue generando muchas dudas sobre su aplicación futura pues presenta muchas lagunas respecto al cobro, a la evaluación del banco de libros y a la capacidad de los centros para gestionarlo”.

Compartir