G.Camps: "Las políticas equivocadas de Rodríguez Zapatero son un riesgo para las prestaciones sociales y el empleo"

G.Camps:
Icono fecha
13-03-2010

13-03-2010.- El vicepresidente segundo y conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, ha señalado hoy que “no podemos hablar del sistema de protección social como si fuera algo aislado del conjunto de políticas sociales que desarrolla un Gobierno, ya que la base del sistema de protección social es el empleo y el empleo depende del conjunto de políticas económicas, laborales y fiscales que se llevan a cabo”.

En este sentido, desde el PP sabemos lo que hay que hacer para garantizar la viabilidad del sistema de pensiones, lo tenemos claro desde hace tiempo y este foro va a permitir poner de manifiesto el camino certero, la alternativa clara, seria, rigurosa y creíble del partido popular, ha indicado Gerardo Camps.

“Nuestro sistema de protección social es un sistema de reparto, que se basa en la solidaridad intergeneracional que permite que una generación pague las pensiones de otra”, ha explicado el vicepresidente económico del Consell.

Gerardo Camps ha señalado que actualmente existe un debate sobre si hay que cambiar el sistema de protección social. Al respecto, ha señalado que desde el PP entendemos que el sistema de reparto actual tiene viabilidad, pero tiene que cumplir unas bases que garanticen su mantenimiento en el futuro.

El vicepresidente económico ha explicado que es necesario que haya al menos dos cotizantes por cada pensionista. “Y en un país como el nuestro, donde tenemos una de las tasas de natalidad más bajas, es necesario realizar reformas en el sistema de protección social para mantener su viabilidad”.

“Y eso es precisamente lo que no ha hecho el señor Rodríguez Zapatero. Y no puede dar la excusa de que hemos vivido una crisis económica internacional, porque cuando gobernaba el PP también vivimos crisis económicas y pusimos en marcha las medidas adecuadas y continuamos creando empleo lo que nos permitió seguir garantizando la viabilidad de las pensiones.

Al respecto, ha señalado que mientras con el PP avanzábamos hacia el pleno empleo, ahora España cuenta con 1.800.000 personas que han perdido sus puestos de trabajo. Eso, además del drama personal que representa también supone una pérdida de cotizantes y por lo tanto problemas para mantener el sistema de pensiones.

Políticas equivocadas o inexistentes
“El riesgo en este país viene representado por las políticas económicas y sociolaborales del señor Rodríguez Zapatero, que han sido o equivocadas o inexistentes. Equivocadas porque no han ido acompañadas de políticas económicas, fiscales y presupuestarias. En vez de apostar por la austeridad, el Gobierno de Zapatero ha sido el que más ha incrementado el gasto, y con ello el déficit y el endeudamiento”.

“ Inexistentes porque las políticas laborales durante el gobierno socialista han sido inexistentes, y después de 6 años Zapatero no ha logrado cerrar un acuerdo con los agentes económicos y sociales. Primero no quiso y ahora le han entrado las prisas”, ha indicado Gerardo Camps.

Según el vicepresidente económico, también ha sido inexistente la política que ha desarrollado Rodríguez Zapatero en materia de Seguridad Social. Lo único que ha hecho es ir una vez al año a la reunión de un sindicato determinado a decir que él era el que más iba a aumentar las pensiones mínimas, cuando la realidad es que quien más aumentó las pensiones mínimas en este país ha sido el Gobierno del PP.

“El actual gobierno socialista se ha limitado a desarrollar, -como ya hizo Felipe González en su día- una política de propaganda, y a recordar lo que ya conseguimos otros en este país”, ha indicado Gerardo Camps.

Pacto de Toledo
Para el vicepresidente económico el gobierno socialista nos ha devuelto al año 1995 en materia de pensiones, a la incertidumbre que había en ese momento. Y ahora nos encontramos con ministros que nos recomiendan que nos hagamos un plan de pensiones privado, como hizo en su momento Solbes y como ha hecho recientemente Corbacho.

“Se ha tirado por la borda todo el esfuerzo que la sociedad española, los partidos y políticos y los agentes económicos y sociales hicieron en 1995 cuando se firmó el Pacto de Toledo, que garantizaba la viabilidad de las pensiones, la solidaridad del sistema y marcaba las líneas de trabajo futuras a seguir. “

Al respecto, Gerardo Camps ha señalado que teniendo el Pacto de Toledo como hoja de ruta, “hay que ser muy torpe para sabiendo lo que hay que hacer no hacerlo. Pero el Gobierno de Rodríguez Zapatero se ha instalado en la inacción y la inacción es la antesala del error”.

“Solo han llevado a cabo medidas improvisadas y atropelladas, que no están dentro de lo que todos acordamos y que de llevarse a cabo llevarán a la rebaja de pensiones. “

Las últimas propuestas en materia de pensiones del Gobierno Socialista supondrá que muchos de los que estamos aquí recibiríamos una pensión menor de lo que nos correspondería.

Además, Zapatero primero debería haber debatido su propuesta sobre la reforma del sistema de pensiones con los partidos políticos y los agentes económicos y sociales y luego aprobar una propuesta consensuada en el Consejo de Ministros, pero lo ha hecho al revés.

Además, el Gobierno no tiene las ideas claras. Hace una propuesta, y cuando la remite a Europa una de las medidas desaparece, cuando nos la remite a las comunidades autónomas vuelve a aparecer esa medida y finalmente vuelve a desaparecer.

Medidas a llevar a cabo

Superar la situación actual no es tan difícil, desde el PP ya lo hemos hecho y se puede volver a hacer. Tenemos la hoja de ruta (el Pacto de Toledo) y solo hacer falta llevar a cabo las medidas adecuadas.

En primer lugar, hay que realizar una reforma laboral para que dejemos de ser el único país que duplica la tasa de paro europea. Y esto ha de complementarse con políticas económicas de impulso de la actividad económica y con políticas fiscales de rebaja de impuestos.

Además, se han de llevar a cabo medidas en el marco de la seguridad social encaminadas a la viabilidad el sistema. Hay que avanzar en la jubilación gradual y flexible. Y para ello se ha de incentivar a los trabajadores que deciden permanecer voluntariamente más tiempo en el mercado laboral aumentando las pensiones que percibirán y a los empresarios que deciden aprovechar la experiencia de estas personas rebajando sus cotizaciones sociales.

También es necesario avanzar en la dotación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social que iniciamos desde los gobiernos del PP, ya que con el Gobierno de Rodríguez Zapatero han cesado las aportaciones a este fondo.

Asimismo, hay que seguir implementando las medidas contempladas en el Pacto de Toledo que son la garantía de poder seguir aumentando las pensiones más bajas, las de viudedad y orfandad.

Al respecto, ha recordado que la mayor reforma a favor de estas pensiones se hizo con el Gobierno de José María Aznar aumentando el cálculo de balance y ahora Zapatero pretender rebajarlas.

El Gobierno socialista no ha legislado y a última hora propone elevar la edad de jubilación, pero no va a ser capaz de hacerlo porque no le van a dejar. Esa no es la solución, eso no es serio.
 

Compartir