Sánchez indica que "sólo con el control del absentismo en la función pública conseguiremos ahorrar ya 18,3 millones de euros anuales"

Sánchez indica que
Icono fecha
03-06-2012

03. junio. 2011.- El vicesecretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, César Sánchez, ha indicado hoy que “sólo con el control del absentismo en la función pública conseguiremos ahorrar ya 18,3 millones de euros anuales”

Sánchez ha valorado de esta manera el plan contra el absentismo laboral que presentó el Consell el pasado viernes. Para el dirigente popular “la actual situación de austeridad implica que miremos con lupa a qué va destinado cada euro y que innovemos y apostemos por formas de gestión más eficientes, y el control del absentismo es una de ellas, una medida que sin necesidad de ajustar nada, tan sólo controlando una deficiencia que se deba en el funcionamiento de la administración, consigue ahorrar una cantidad importante de recursos”.

“Este plan contra el absentismo laboral va en la línea de un nuevo modelo de administración transparente, austero, sencillo y eficiente que está impulsando el presidente Fabra en nuestra Comunitat”, ha subrayado.

En este sentido, el dirigente popular ha subrayado que “era incomprensible que en la función pública la tasa de absentismo en la Generalitat fuera de 4,65 por ciento frente al 3,05 por ciento general, lo que provocó que se perdieran 2.146.421 jornadas laborales, y lo más importante, costándole dinero al ciudadano ya que provoca una disminución de la productividad y un incremento de los costes laborales”

El vicesecretario general de los populares valencianos ha asegurado que con el nuevo plan contra el absentismo “se pretende reducir la tasa de absentismo en medio punto anual y lograr así un ahorro de 73 millones en los próximos cuatro años”. Con ello, asegura Sánchez, “no se trata de criminalizar a los funcionarios como demagógicamente declaran los socialistas, sino de conseguir unas condiciones de productividad y competitividad similares a las que aplican las empresas privadas, donde hay un control de las entradas y salidas o de los descansos de los trabajadores, o donde las bajas siempre deben ir justificadas y acompañadas del preceptivo documento correspondiente”. “Si en la empresa privada se controla el absentismo con normalidad, que expliquen los socialistas qué tiene de malo que también se haga en la administración”, ha sentenciado.

“Asimismo, el plan supondrá la homogeneización de las condiciones de los trabajadores de las distintas consellerias, de manera que ninguno tenga más privilegios o prerrogativas que otro, consiguiendo con ello la igualdad de los trabajadores en sus condiciones laboral”, ha continuado.

Sánchez también ha señalado que este plan “no sólo conlleva medidas de control, sino también medidas de concienciación de los trabajadores públicos sobre lo que cuestan sus bajas o cómo ser más productivos, así como medidas para mejorar la seguridad laboral en el trabajo y evitar accidentes laborales con instrumentos como guías psicofísicas en las que se explique cuál es la mejor forma de desempeñar un trabajo”.

Por último, el dirigente popular ha explicado que “la Generalitat vigilará este plan de absentismo con la puesta en marcha de un plan director que deberá realizar un seguimiento y realizar un informe anual sobre la aplicación del plan, qué aspectos se pueden mejorar o corregir y cuál es el ahorro que se está obteniendo”.
 

Compartir