Santamaría denuncia la “actitud chulesca” de la alcaldesa pedánea de El Palmar con los policías locales

Santamaría denuncia la “actitud chulesca” de la alcaldesa pedánea de El Palmar con los policías locales
Icono fecha
03-08-2017

 

  • El presidente de la gestora ha criticado la “injerencia” de Raquel Romero para intentar alargar el horario de una verbena en las fiestas de la Purísima
  • Considera que esta cuestión se podía haber resuelto con un “trabajo previo” que no se realizó y nunca presionando a los agentes locales


3. agosto. 2017.- El presidente de la gestora del PP de Valencia, Luis Santamaría, ha denunciado la “actitud chulesca” que la alcaldesa pedánea de El Palmar, Raquel Romero, mantuvo con los policías locales que intentaban que se cumpliera la normativa horaria en una verbena el pasado sábado durante las fiestas patronales de la Purísima. 

Santamaría considera “impropio” del cargo que ocupa Romero que ésta tratara de impedir que los agentes “cumplieran sus funciones, sus órdenes y el tenor de la
normativa local en materia de horarios”. Entiende que la conciliación de las fiestas con el descanso vecinal “es una cuestión que siempre hay que tener en cuenta” y, en éste caso, la alcaldesa pedánea “no estuvo a la altura de las circunstancias”.

La actitud de Romero ha sido denunciada por los propios sindicatos policiales, ya que la responsable institucional de la pedanía trató de “disuadir a los agentes de que hicieran cumplir la normativa” presentándose en la plaza de la Acequia a las tres de la madrugada para que pudiera continuar la verbena más allá de lo establecido. 

Este incidente merece “ser aclarado”, ha reclamado Santamaría, quien considera que Raquel Romero “debería disculparse públicamente por presionar a los policías” y también que “tiene que dar explicaciones oportunas de cuál fue el motivo que le llevó a prodigarse de esta forma manifiestamente irregular en el ejercicio de sus funciones”.

Luis Santamaría ha finalizado recordando que este tipo de situaciones “que se pueden prever” deberían haber sido contempladas por la alcaldesa pedánea “y haber realizado un trabajo previo de consenso para no tener que imponer su autoridad en sentido contrario a la normativa, provocando un gran malestar entre los agentes del orden”. 

Compartir