Serra afirma que "el efecto dominó de Zapatero contra los ministros valencianos amenaza con derribar la ficha de De la Vega"

Serra afirma que
Icono fecha
23-02-2010

25. febrero. 2010.- El vicesecretario de Organización del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, David Serra, ha afirmado hoy que “el efecto dominó de Zapatero contra los ministros valencianos amenaza con derribar ya la última ficha, la de la vicepresidenta primera del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega”.

Serra se ha expresado así tras el “ninguneo que está sufriendo De la Vega por parte de Zapatero desde hace unos meses, pasando de protagonizar varias comisiones del Gobierno como la del Alakrana a quedarse marginada del centro de decisión y de las comisiones encargadas de llegar a acuerdos en materia económica, de pensiones o educativa”.

En este sentido, el vicesecretario de Organización ha explicado que “las decisiones de Zapatero de colocar a José Blanco, Elena Salgado y Miguel Sebastián al frente de las comisiones negociadoras, excluyendo al ministro de Trabajo o a la misma De la Vega, no son en este caso una improvisación más de Zapatero a las que nos tiene acostumbrados, sino que es un plan perfectamente trazado para restar poder a aquellos ministros, que como De la Vega, han caído en desgracia y tienen todas las papeletas para abandonar el Gobierno”

Así mismo, ha ironizado diciendo que “ahora nos explicamos como, con la crisis económica y social que está padeciendo España, la vicepresidenta primera y su Gabinete sacan tiempo para conspirar contra el Cabanyal y elaborar informes al ministerio de Cultura, porque De la Vega ya no pinta nada en los grandes temas de Estado”.

Serra ha lamentado que “si De la Vega se marcha no entrará ni quedará ningún valenciano en el Gobierno dispuesto a defender los intereses de la Comunitat, aunque visto lo que se ha preocupado De la Vega por los valencianos tampoco perdemos nada”.

El dirigente popular ha mencionando “que se va a cumplir los vaticinios del PPCV cuando avisamos que tras la caída del número uno por Castellón, Jordi Sevilla, y la del número uno por Alicante, Bernat Soria, sólo era cuestión de tiempo la caída de la número uno por Valencia”. “Eso es lo que pasa cuando un presidente como Zapatero elabora las candidaturas electorales sin tener en cuenta si las personas que las encabezan están comprometidas con la provincia por la que van a salir elegidas”, ha terminado Serra.

Compartir