Serra asegura que Pajín "no tiene vergüenza al arremeter contra el PP cuando el socialismo valenciano es un granero de dirigentes bajo sospecha"

Serra asegura que Pajín
Icono fecha
08-05-2009

08. may. 2009.- El vicesecretario de Organización del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, David Serra, ha asegurado hoy que la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, “no tiene vergüenza cuando arremete contra el PP cuando el socialismo valenciano es un granero de dirigentes bajo sospecha, empezando por el número dos del PSPV, Alejandro Soler, imputado por financiación irregular del partido socialista, y terminando por la ex alcaldesa de Denia, Paqui Viciano, imputada en tres causas judiciales”.

Serra se ha pronunciado de esta manera en alusión a las declaraciones de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, y, en este sentido, ha lamentado que “los socialistas recurran a palabras desafortunadas contra el Gobierno valenciano y el PP para sacar rédito político”. Así, ha criticado que la socialista alicantina “juzgue cuando en su propia casa tiene tantas cosas que arreglar”.

De la misma manera, el dirigente popular le ha recordado que “son muchos los municipios gobernados por el partido socialista en la Comunitat que su gestión está bajo sospecha” en alusión a las dudas que se ciernen sobre los gobiernos socialistas en Elche, Gandia, Onda, Morella, Alfafar, Alaquàs, entre otros.

Además, ha criticado el “doble rasero” del partido socialista “ya que mientras expulsan a Ángeles Avilés de la lista del PSOE al Parlamento Europeo al ser investigada por la justicia, mantienen como número dos a Alejandro Soler, imputado por un presunto delito de prevaricación y malversación de fondos”.

Finalmente, el vicesecretario de Organización de los populares valencianos ha destacado que “el presidente Camps es ejemplo de gestión, ya que se ha dejado la piel por los intereses de la Comunitat y conseguido transformar nuestro territorio y situarlo en el progreso y el desarrollo” y ha asegurado que “las palabras de Pajín responden a un partido que respira por la herida”.
 

 

 

 

Compartir