Serra destaca que "Alarte es un fiel servidor del PSC y demuestra que en su pacto con Puig cede ante el ala más catalanista del socialismo valenciano"

Serra destaca que
Icono fecha
17-09-2010

17. septiembre. 2010.- El vicesecretario de Organización del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, David Serra, ha destacado hoy que el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, “ha demostrado ser un fiel servidor del PSC y que en su pacto con Ximo Puig ha cedido ante el ala más catalanista del socialismo valenciano”.

Serra ha apuntado que “Alarte escenificó que se burla de los valencianos hablando de defensa de la identidad mientras comparecía flanqueado por los dos alcaldes que más subvenciones han dado para la expansión del catalanismo en la Comunitat, Ximo Puig y José Manuel Orengo.” “Sólo faltaba Alejandro Soler -ha continuado- para completar la triple entente catalanista del PSPV, avalada por Alarte en su desesperación por ganar las primarias”.

“Lo que hizo Alarte es como si un seguidor del Valencia compareciera presumiendo de que siente los colores blanquinegros escoltado por Joan Laporta a la derecha y Oleguer Casas a la izquierda”, ha ejemplificado el dirigente popular.

Serra ha indicado que “el PSPV es un peligro para todo lo valenciano, ya sea sus señas de identidad, su economía o su propia imagen turística, como se ha demostrado en todo lo que han armado contra nuestro urbanismo y que ahora Europa les ha dejado en evidencia”.

El vicesecretario de Organización ha sugerido que Alarte “podría haber empezado pidiendo a los alcaldes que le rodeaban que dejaran de subvencionar correllenguas, emisiones ilegales de TV3, asociaciones de Eliseu Climent o que abandonaran su vinculación al Instituto Ramón Llull de promoción de los paises catalanes. Sólo así la sociedad valenciana empezará a creerse mínimamente que el PSPV está al lado de nuestras señas de identidad”.

Serra además ha calificado de “tomadura de pelo” que Alarte diga que no conoce la web de la Generalitat de Cataluña que se apropia de los elementos culturales y geográficos valencianos “cuando el escándalo ha sido portada de varios medios e incluso dirigentes socialistas han sugerido que Alarte debería llamar al PSC”. “Lo que le pasa a Alarte es el defecto congénito del socialismo valenciano, que es el de no ser más que una sucursal de lo que dice y hace el PSC, y con un secretario general tan débil como Alarte apuntalado ahora por los catalanistas, ese sucursalismo se acentúa todavía más”, ha subrayado.

Por último, Serra ha seguido insistiendo en que “Alarte debe explicar qué opina de la actitud del tripartito catalán con la Comunitat Valenciana y exigir una rectificación a su colega Montilla, nunca es tarde si la dicha es buena”.
 

Compartir