Serra: "Soler tiene 30.000 motivos para dimitir, uno por cada euro que ha cogido a los ilicitanos para pagar actos de su partido"

Serra:
Icono fecha
17-05-2009

17. mayo. 2009.- El vicesecretario de Organización del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, David Serra, ha señalado hoy que es “increíble” que el alcalde de Elx, el socialista Alejandro Soler, “diga que no tiene ningún motivo para dimitir, cuando tiene 30.000, uno por cada euro que ha cogido a los ciudadanos para pagar actos de su partido”.

Serra ha criticado que Soler “siga queriendo justificar su comportamiento irregular como alcalde de Elx diciendo que todo fue un error, porque las publicidades de actos socialistas no aparecen en prensa por arte de magia y no se facturan al ayuntamiento si nadie ha dado orden de que así sea”.

El vicesecretario de Organización del PPCV ha indicado que Soler “debería tener la decencia de dimitir como alcalde y además debería pedir perdón a los ilicitanos, porque el bolsillo de los contribuyentes es sagrado y no se puede tocar para pagar actos de partido que tienen como único fin el autobombo”.

Asimismo, Serra ha criticado que Soler “siga diciendo que cuando era concejal de Hacienda no miraba las facturas que autorizaba y eche la culpa a los funcionarios, lo que es una señal más de que no está preparado para ocupar un cargo público”. Asimismo, ha recordado que en el mismo auto del juez se indica que el alcalde era consciente de lo que firmaba, “por lo que el error no cabe”.

El dirigente popular ha calificado de “lógico” que Soler “diga que siempre se ha sentido apoyado por Jorge Alarte, puesto que este sabe que no sería secretario general del PSPV si no fuera por el propio Soler y por la mano que lo empuja detrás y que no es otra que la de Leire Pajín”.

No obstante, Serra ha pedido a Alarte que “si quiere estar libre de ataduras y evitar que Ferraz siga decidiendo el destino de los socialistas valencianos, dé un paso al frente, se imponga, y destituya a Soler”. El dirigente popular ha señalado que “sólo tomando sus propias decisiones puede Alarte cambiar algo al PSPV, pero vista la parálisis en la que se mantiene, todo hace pensar que está a gusto en las derrotas electorales y con que los ciudadanos le den la espalda”.


 

Compartir