Torrado afirma que Costas "trata de intimidar a los hosteleros para salirse con la suya" y critica que la Comunitat "sea medida con un rasero diferente"

Torrado afirma que Costas
Icono fecha
30-07-2010

 La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Marta Torrado, ha afirmado hoy que la dirección general de Costas “trata de intimidar a los hosteleros para salirse con la suya” y ha criticado que la Comunitat Valenciana “sea medida con un rasero diferente, con respecto a otras comunidades, para aplicar la Ley de Costas”.

Torrado se ha pronunciado en estos términos en relación al plazo impuesto por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino para que los restaurantes de la playa de la Malvarrosa “desmantelen sus terrazas antes del 15 de octubre porque si no les cierran el chiringuito”.

La dirigente popular ha calificado de “bochornoso” que Costas “haga chantaje a los hosteleros asegurando no conceder las licencias en caso de que no quiten las terrazas” y ha subrayado que los hosteleros valencianos “están siendo víctimas de un Gobierno socialista obsesionado con ningunear a la Comunitat”.

En este sentido, la vicesecretaria de Comunicación de los populares valencianos ha asegurado que el Ministerio “utiliza diferentes varas de medir para aplicar la Ley de Costas en las diferentes comunidades autónomas” ya que en la Comunitat Valenciana “no hay ni la más mínima intención de negociar para que los hosteleros puedan mantener sus restaurantes”.

Para Torrado, la reunión que los hosteleros de la Malvarrosa mantuvieron ayer con la jefa de la Demarcación de Costas de Valencia, Lidia Pérez, “fue una pantomima orquestada por el ministerio ya que en ningún momento se ofrece alternativa para salvar las terrazas” a lo que ha lamentado que el Gobierno central “parece no importarle poner en jaque cientos de puestos de trabajo”.

Finalmente, la dirigente popular ha instado a Costas a “aplicar la cordura en su discurso porque no se puede negar a la Comunitat Valenciana lo que sí se concede a otras comunidades” por lo que ha exigido “una explicación clara y concisa” de por qué el Ejecutivo central “está empeñado en acabar con las tradiciones valencianas, como lo es comer una buena paella en la playa”.

 

Compartir