Torrado afirma que "los socialistas han convertido Gandia en su chiringuito de amiguismo" y destaca que "Crespo Gomar es sólo la punta del iceberg"

Torrado afirma que
Icono fecha
01-05-2010

1. mayo . 2010.- La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Marta Torrado, ha afirmado hoy que “los socialistas valencianos han convertido el Ayuntamiento de Gandia en su chiringuito particular de amiguismo” y a su vez ha destacado que “Crespo Gomar es sólo la punta del iceberg de toda una serie de enchufes e irregularidades”

Torrado ha indicado como “en tiempos de crisis, el alcalde de Gandia ha hecho del Ayuntamiento un INEM socialista, contratando a toda la plana socialista de la comarca en el Ayuntamiento con sueldos que rozan los 50.000 euros anuales”. “El Ayuntamiento de Gandia no tendrá tantas funciones para cubrir las 31 plazas de asesores que ha creado Orengo, habrá tenido que inventarse nuevas delegaciones para cubrirlas”, ha reflexionado.

De la misma manera, la dirigente popular ha recordado que “el PSPV sigue sin dar explicaciones de la implicación de empresas del caso Pretoria, que destapó una trama de corrupción en Santa Coloma, en la ejecución de obras en Gandia como la de la Piscina del Grau. Si realmente el Ayuntamiento no conocía la vinculación de estas empresas con la trama de Pretoria, no hubiera tenido problema en hacer la comisión de investigación que reclamaba el PP”

Asimismo, la vicesecretaria de Comunicación de los populares valencianos ha advertido que “además de las adjudicaciones hechas al local de la Federación Valenciana de Fútbol propiedad de la hija de Gomar que denunciamos ayer, Alberto Gomar, hijo del teniente alcalde de Gandia Antoni Gomar, también es propietario de otra empresa, Opino Media, que casualmente se creó para recibir pocos meses después el concurso público del Ayuntamiento de Gandia por 300.000 euros para instalar un sistema de buzones de sugerencias”.

“En definitiva, en el Ayuntamiento de Gandia todo queda en familia, en la familia Gomar por supuesto, ante la permisividad de un alcalde, José Manuel Orengo, que consciente de que Gandia es de los pocos municipios que le quedan al PSPV en la provincia, quiere seguir teniendo a toda costa la vara de mando para dar empleo a sus compañeros de partido en lugar de solucionar los problemas de los gandienses”, ha concluido Torrado.

Compartir