Torrado asevera que para Alarte "no hay esperanza en el PSPV ya que nadie se cree su discurso" y lamenta que "no quiera ver la realidad"

Torrado asevera que para Alarte
Icono fecha
05-02-2010

05. febrero. 2010.- La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Marta Torrado, ha aseverado hoy que para el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, “no hay esperanza en el PSPV ya que nadie se cree su discurso” y lamenta que “no quiera ver la realidad”.

Torrado se ha pronunciado en estos términos tras conocer las declaraciones del ex secretario general del PSPV, Joan Romero, y ha subrayado que para el PSPV “el futuro está más que negro ya que hasta sus ex dirigentes auguran una gran derrota en las próximas elecciones autonómicas de 2011”. “El PSPV es un partido fraccionado, que carece de líder y que es incapaz de presentarse como una seria oposición”, ha indicado.

Para la dirigente popular Alarte supone “uno de los fracasos más estrepitosos del PSPV” a lo que ha asegurado que “es normal que cada dos por tres salga alguien de las filas socialistas a criticar su gestión, en definitiva todos le están invitado a irse pero Alarte no se da por aludido”. En este sentido, la vicesecretaria de Comunicación del PPCV ha afirmado que la división existente en el seno de las familias socialistas viene ocasionada por “el clima de crispación creado por Alarte que parece estar más centrado en ser una marioneta de Zapatero que en presentarse como una alternativa de Gobierno”.

“Por mucho giro de discurso que esté intentando dar Alarte en las últimas semanas la realidad es que sólo lo hace de cara a la galería porque siempre se acaba imponiendo el criterio de Ferraz dejando al secretario general del PSPV a la altura del betún” ha destacado al tiempo que ha asegurado que Alarte “es continuamente desacreditado tanto por Ferraz como por sus propios compañeros de Blanquerías y se queda como si la cosa no fuera con él”.

Para finalizar, Marta Torrado ha instado a Alarte a “ser sensato y dimitir antes de que sea demasiado tarde y tenga que agachar la cabeza y marcharse por la puerta de atrás” y ha declarado que de no ser así “tarde o temprano sus propios compañeros serán los que lo echen”.

 

Compartir