Torrado critica que el Gobierno "acosa a los valencianos con el derribo de las casas de El Puig mientras mantiene otras viviendas como la de Blanco en Galicia"

Torrado critica que el Gobierno
Icono fecha
24-06-2010

24. jun. 2010.- La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Marta Torrado, ha criticado hoy que el Gobierno “sigue acosando a los valencianos con su interpretación partidista de la Ley de Costas y ahora prevé derribar 49 casas de El Puig mientras en otras comunidades mantiene construcciones que se encuentran a la misma distancia del mar como la casa que el ministro de Fomento, José Blanco, tiene en Galicia”.

Torrado ha hecho estas declaraciones tras la decisión de la Dirección General de Costas de demoler en septiembre 49 viviendas de El Puig, que “quedaron fuera de la Ley de Costas de 1988 y han ido pasando de generación en generación”.

En este sentido, ha reprochado al Gobierno que en su decisión “ha obviado que esas casas fueron construidas hace décadas, cuando no existía la Ley de Costas y cuando el mar estaba a 150 metros”, a lo que ha añadido que “la playa no se ha ido regenerando y se ha permitido que el mar haya ido comiendo terreno hasta quedar a 10 metros de las viviendas”.

Asimismo, ha acusado al Ministerio de “ahogar al máximo a los ciudadanos ya que, no se conforma con arrebatarles sus casas, sino que ha revocado el acuerdo con los propietarios y no les pagará ninguna indemnización, sino que, al contrario, será ellos quienes se tengan que hacer cargo del coste de la demolición”.

No obstante, ha recriminado que existen nuevas construcciones en otras comunidades que distan lo mismo del mar y ha puesto como ejemplo el edificio de A Illa de Arousa en el que Blanco adquirió un ático.

La dirigente popular ha criticado así la “aplicación leonina y parcial que el Gobierno hace de la Ley de Costas en la Comunitat Valenciana, donde, además de limitar las terrazas de los restaurantes de playa y prohibir eventos en su demarcación, ahora no le tiembla el pulso para derribar casas históricas de El Puig y ni siquiera tiene la decencia de pagar una indemnización a los afectados”.
 

Compartir