Torrado denuncia el "egocentrismo" de los socialistas que "demuestra su incapacidad para defender un proyecto de futuro para todos los valencianos"

Torrado denuncia el
Icono fecha
15-06-2011

15. jun. 2011.- La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Marta Torrado, ha denunciado hoy el “egocentrismo” de los dirigentes socialistas, de quienes ha indicado que “si cada uno piensa en su propio interés personal y ni siquiera apuestan por su propio partido, están demostrando que son incapaces de defender un proyecto de futuro para todos los valencianos”.

Torrado se ha pronunciado así en relación a los socialistas “díscolos” de Valencia, que se niegan a aportar nada al partido, y ha sostenido que al líder socialista, Jorge Alarte, “le dan la espalda hasta sus delfines, como el secretario general del PSPV de Valencia ciudad, Salvado Broseta, porque saben que después de protagonizar el mayor desastre electoral de la historia no le queda ninguna credibilidad y no tiene ningún tipo de poder orgánico”.

A su juicio, el PSPV de Alarte ha sido el que ha inspirado a todas las ejecutivas locales socialistas porque desde que accedió a la secretaría general demostró que “sólo iba a mirar por su propio interés”. Ahora la ejecutiva de Valencia ciudad hace lo propio y ha decidido trabajar para sí misma, para aguantar el tipo en el consistorio en el que le quedan muy pocos representantes, y no aportar nada a la provincial y menos al partido de Alarte, porque saben de sobra que en el PSOE el proyecto es el que se marca uno mismo y que un dirigente aguantará en función de los amigos a los que pueda convencer”.

La vicesecretaria de comunicación ha señalado que “Alarte ha montado un circo y le han crecido los enanos y ahora hasta los que habían sido sus grandes apoyos, como Carmen Martínez o Salvador Broseta, están peleándose entre ellos para quedarse con las migajas del poco poder socialista que queda en la Comunitat Valenciana”. En este sentido, ha destacado que "es muy triste que los socialistas se peleen por ver a quien pagan en lugar de debatir sobre las propuestas de empleo, economía o austeridad que van a llevar a las instituciones en las que se incorporan”.

Finalmente, Torrado ha considerado la actitud de Broseta “una venganza porque le han impedido asegurarse más puestos en distintas instancias”. Por eso, ha continuado, ahora “hace la guerra por su cuenta contra su mentor” e intenta desvincularse de Alarte porque “sabe que puede tener su mismo destino y caer junto a él en cuanto los militantes socialistas alcen la voz y pidan responsabilidades por la falta de criterio, proyecto y trabajo del PSPV”.


 

Compartir