Torrado subraya que "Zapatero no sólo despreció a los valencianos en la visita del Papa sino que además nos engañó pagándole una estancia que no usó"

Torrado subraya que
Icono fecha
05-05-2010

05. mayo. 2010.- La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Marta Torrado, ha afirmado hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, “no sólo despreció a los valencianos y a los creyentes congregados al no asistir como el presidente de todos a la misa del Papa, sino que además nos engañó pidiendo un reservado que luego no utilizó”

Torrado ha indicado que “si Zapatero no quería venir a la misa del Papa, no entendemos por qué desde Moncloa se pidió un reservado adrede para él. Quizá el presidente quería evitar las críticas y fingió que iba a venir hasta el último momento exigiendo cosas a la organización, pero su falta de sinceridad ha costado a las arcas públicas 8.400 euros”.

De la misma manera, la dirigente popular ha sugerido que “aquellos que llevan años hablando de los gastos de la visita del Papa, como el PSPV, tienen una oportunidad ahora de pedirle a Zapatero que devuelva los 8.400 euros que costó su capricho”.

“Seguro que ahora callarán, como callan ante la visita del Papa a Barcelona o el estrambótico almuerzo de oración con Obama, mientras que aquí no han dejado de criticar los gastos, poner impedimentos y montar movimientos de boicot a la visita”, ha asegurado.

Asimismo, la vicesecretaria de Comunicación de los populares valencianos ha afirmado que “la organización del V Encuentro Mundial de las Familias actuó siempre de buena fe, respondiendo sin quejas a las peticiones de Moncloa y cumpliendo sus deseos, para que luego Zapatero te deje plantado”. “Probablemente lo hizo porque en un mismo sitio se juntaron tres motivos que le provocan animadversión: los valencianos, la Iglesia y un acto organizado por un Gobierno del PP”, ha reflexionado.

Por último, Torrado se ha preguntado “si Zapatero dejará también plantados a los gallegos y a los catalanes en la próxima visita del Papa”. “Si acude con normalidad, demostrará que a Valencia no vino porque le salen sarpullidos con sólo escuchar su nombre”, ha concluido.

Compartir