Torrado urge a Costas a autorizar la fiesta de San Juan en la Malvarrosa y reclama al Gobierno que "deje de acosar a las playas valencianas"

Torrado urge a Costas a autorizar la fiesta de San Juan en la Malvarrosa y reclama al Gobierno que
Icono fecha
21-06-2010

21 jun. 2010.- La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Marta Torrado, ha urgido hoy a la Dirección General de Costas a autorizar la celebración de la Noche de San Juan en la Malvarrosa y ha reclamado al Gobierno que “deje de acosar a las playas valencianas”.

Torrado se ha pronunciado así cuando faltan dos días para la noche más corta del año y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino “aún no se ha pronunciado sobre si va a dejar a los valencianos disfrutar, como han hecho siempre, de la fiesta en la playa que el Ayuntamiento ya tiene organizada”.

Por ello, instó al delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, a que, “si de verdad hay voluntad de que se celebre la fiesta como se ha hecho siempre, urja a Costas a autorizar de manera inmediata los actos previstos y diga formalmente si se va a poder celebrar”.

“Es intolerable la incoherencia con la que actúa el Gobierno, ya que el subdelegado permite la celebración y el delegado le desautoriza impidiendo que se lleve a cabo esta fiesta”, ha lamentado la dirigente popular, para quien el “único objetivo del Gobierno es presionar al consistorio y al PP”.

Al respecto, ha apuntado que “el Ejecutivo no se da cuenta de que el Ayuntamiento trabaja cada día por los ciudadanos y cada actuación que ejerce para presionar al consistorio tiene como consecuencia directa un grave perjuicio a los valencianos”.

Así, ha considerado “lamentable” que “una vez más ponga trabas a las celebraciones tradicionales en la playa” y que los “miles de valencianos que allí se concentran para celebrar la Noche de San Juan tengan que estar a expensas de las decisiones arbitrarias y caprichosas del Gobierno”.

La dirigente popular también ha criticado, en la misma línea, la “obsesión” del Gobierno con las costas valencianas, ya que “no sólo obstaculiza las fiestas puntuales, sino que no ceja en su empeño por reducir las terrazas de playa de la Malvarrosa, Pinedo y el Saler, pese a las graves consecuencias que esto tendría sobre el turismo, la economía y el empleo”.
 

Compartir