Beatriz Gascó lamenta que Puig se cruce de brazos ante las altas temperaturas en las aulas pese a sus promesas

Beatriz Gascó lamenta que Puig se cruce de brazos ante las altas temperaturas en las aulas pese a sus promesas
Icono fecha
27-09-2018

• La portavoz popular exige medidas para adecuar los centros educativos a las altas temperaturas

27. septiembre. 2018.- La portavoz de Educación del GPP, Beatriz Gascó, ha lamentado la falta de las medidas del Consell para paliar el calor en los centros educativos y que Puig se cruce de brazos ante las altas temperaturas en las aulas pese a lo prometido”.

   Gascó ha señalado que “hay centros donde el calor en el interior de las aulas por el bochorno es insoportable. Pese a las quejas reiteradas curso tras curso continúa sin existir un calendario educativo que se ajuste a la climatología y medidas para paliar el calor en los centros prometidas desde hace años por Puig”.

   Gascó ha recordado que “el PP presentó hace más de un año una propuesta en Les Corts para exigir medidas para que los centros se adecúen a las altas temperaturas que tienen que soportar de junio a septiembre porque el Consell no hace absolutamente nada y los grupos del Botànic votaron en contra”.

   Beatriz Gascó ha recordado que “Puig anunció en su día un calendario educativo que se ajustara a la climatología de la Comunitat, dijo que se instalarían sistemas de refrigeración en los centros y anunció la instalación de toldos para que hubiera más zonas de sombra. No han hecho nada de esto”.

   “Anualmente se vienen repitiendo los episodios de calor insoportable en las aulas y, sin embargo, la Conselleria se cruza de brazos pese a que los alumnos pasan un calor infernal en las aulas y no saben qué hacer. En su día Puig, con su habitual demagogia, animó en septiembre de 2014 al profesorado a abandonar las aulas por el calor y protestar”.

   La portavoz popular ha indicado que “exigimos a la Generalitat que adecúe todos los centros y sus instalaciones a la latitud y las circunstancias climatológicas en las que vivimos”, y ha recordado que “la temperatura máxima asumible en un aula son los 27 grados y hay centros donde es habitual superar los 30 grados duarnte el horario lectivo”.

   La diputada popular ha indicado que “el calor al principio y al final de curso debería afrontarse y desarrollarse en un plan de adecuación inexistente. Resulta vergonzoso que tras toda la legislatura no se haya adoptado ninguna medida ni atendido el clamor de padres y profesores para paliar las altas temperaturas teniendo en cuenta todo lo que prometieron en su momento. Pero no hacen nada más allá de intentar manipular ideológicamente al alumnado”.

 

Compartir