Bellver acusa al Consell de hacer una “mangarrufa política” al no apoyar la supresión del segundo médico en los bous al carrer

Bellver acusa al Consell de hacer una “mangarrufa política” al no apoyar la supresión del segundo médico en los bous al carrer
Icono fecha
06-02-2018

• El GPP denuncia que el Consell ha elaborado un solo dictamen conjunto para las dos proposiciones de PP y Compromís sobre los bous
• Maria José Català señala que el PP “seguirá defendiendo el derecho de los valencianos y de los padres a tener un sistema trilingüe no sectario, no radical y no excluyente”

6. febrero. 2018.- El Presidente del Grupo Popular en Les Corts, Jorge Bellver, ha acusado al Consell de hacer una “mangarrufa política” al no apoyar la supresión del segundo médico en los bous al carrer.

   Bellver ha explicado tras la reunión de la Junta de Síndics que en el próximo pleno de les Corts se debaten dos proposiciones de ley sobre la obligación de incorporar un segundo médico en los bous al carrer: la del GPP que pide la derogación de la adicional dentro de la ley de acompañamiento, y la de Compromís que solicita una demora de dos años para la entrada en vigor de la ley.

   El portavoz popular ha denunciado que el Consell ha hecho un solo dictamen conjunto para las dos proposiciones. “Es una situación atípica que se dé el mismo criterio en el dictamen pese a ser dos proposiciones de ley abiertamente distintas.  Eso demuestra la mangarrufa política que quiere hacer el Consell porque elabora un dictamen sobre las dos proposiciones con un único criterio en el que no se posiciona ni deja clara su posición al no pedir la supresión del segundo médico”.

   Jorge Bellver ha manifestado que “no se puede entender que, mientras el director general José María Angel dice una cosa, el mismo Consell del que forma parte no se posiciona en la derogación de ese artículo y se pone de perfil. Hacen que alcaldes firmen escritos pidiendo la derogación y luego evita posicionarse cuando tiene oportunidad de hacerlo. No resulta creíble. Es una falta de respeto a lo que dicen los alcaldes de los municipios afectados y a la comisión técnica”.

Ley de plurilingüismo

   Por su parte, la portavoz adjunta, María José Catalá, se ha pronunciado sobre la proposición de ley que regula el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano y ha denunciado que Marzá en apenas dos años y medio ha desarrollado un Decreto para regularlo que ha sido “tumbado” por los tribunales, un Decreto ley que también ha sido cuestionado por cuestiones jurídicas “graves” y “ahora lo intenta con una proposición de ley, escondido y agazapado detrás de los tres grupos políticos que sustentan al Consell”.

   “El problema no es el rango de la norma --ha señalado-- esto suena más a sainete que otra cosa, tiene que ver con las intenciones de Marzá que chocan frontalmente con la normativa del Estado y contra todo criterio de sensatez entorno a un verdadero sistema trilingüe en la Comunitat”.

   Ante esta situación, Català ha adelantado que el PP seguirá defendiendo el “derecho de los valencianos y de los padres a tener un sistema trilingüe no sectario, no radical y no excluyente en el que se aprenda de forma equilibrada las dos lenguas cooficiales y también las extranjeras. Vamos a seguir combatiendo de frente el sectarismo de este Consell en materia educativa”.

     Así, ha criticado que la intencionalidad de la Proposición de Ley sea la de “acorralar al castellano” con un sistema que tiene un 50% como mínimo de la docencia en valenciano y que tiene un techo del 25% a la lengua extranjera y otro del 25% para el castellano. Así, Catalá ha advertido de que el Decreto, “no cuenta con las familias” y “tiene un trasfondo perverso” ya que consolida la reducción de las líneas en lengua castellana que se han desarrollado a través de las normas puestas en cuestión por la jurisdicción.

   Por ello, ha augurado que el Proyecto de ley que “va a resultar un fracaso” porque “no se podrá poner en marcha un sistema lingüístico sin que los juzgados lo tumben, el fracaso de querer imponer una idea sectaria y tendenciosa sobre el conocimiento de las lenguas en nuestra Comunidad dejando de lado el verdadero interés de los padres de que sus hijos crezcan con un conocimiento equilibrado de las lenguas”.

 

Compartir