Bonig denuncia que el Plan de Infraestructuras de Puig es “un brindis al sol” porque “no tiene plazos ni presupuesto”

Bonig denuncia que el Plan de Infraestructuras de Puig es “un brindis al sol” porque “no tiene plazos ni presupuesto”
Icono fecha
28-12-2017

  • Adelanta que el Gobierno invertirá 263 millones para duplicar la línea C1 entre Alicante-Villena, para la variante de Torrellano y la conexión de Elche con el AVE
  • Puig dejó sin ejecutar en 2017 un total de 684 millones de euros en materia de infraestructuras
  • Denuncia que PSPV y Compromís digan no al tren de la Costa en el tramo Denia-Alicante de su competencia
  • Insta a Puig y Oltra a “ponerse de acuerdo” para no retrasar más la infraestructura y advierte que Fomento ha recibido informes contradictorios de sus departamentos

 

28 diciembre 2017.-. La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha señalado hoy que el Plan de Infraestructuras Estratégicas anunciado por el Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, es “un brindis al sol” porque “ni tiene dotación económica ni plazos de ejecución” y llega cuando se han aprobado unos presupuestos donde “no hay ni una sola obra nueva y ni un solo euro para infraestructuras”.

 

   La propuesta de Puig choca con el nuevo Plan de Cercanías 2017-2025 anunciado por el Ministerio de Fomento que prevé una inversión de 1.436 millones de euros en la Comunitat Valenciana y que recoge obras tan reivindicadas como el Tren de la Costa.

 

   Bonig ha adelantado que Fomento ha recuperado las cercanías entre Alicante y Villena con una inversión de 3,3 millones, aumentando el tráfico de cinco a diez trenes, y también ha aumentado las de Vinaroz.

 

   Además, ha señalado que del total del Plan de Cercanías, 263 millones se destinarán a la provincia de Alicante en dos obras fundamentales que “no han sido reclamadas por Compromís ni PSPV” como son los 85 para la variante de Torrellano y su conexión con el aeropuerto y los 34 millones para conectar Elche con la estación de Alta Velocidad.

 

    “Dos reivindicaciones históricas que ha conseguido el PP y que no han sido defendidas ni por el PSPV ni Compromís y que el PP ha conseguido que se haga realidad”, ha indicado.

 

Tren de la Costa

 

  En este contexto, Bonig ha denunciado que PSPV y Compromís hayan dicho no al tren de la Costa en la parte que es competencia de la Generalitat y que corresponde al tramo entre Denia-Alicante y les ha instado a “ponerse de acuerdo” en sus respectivas consellerias para que no se dilate la obra.

 

    “Cuanto más rápido resuelvan el trabajo pendiente mejor, lo que no puede ser es que el Ministerio de Fomento reciba de la Generalitat del tramo de su competencia dos informes contradictorios”, ha denunciado. Por ello, la presidenta del PPCV ha señalado que “si ellos no se apaña el PP se ofrece para ir de árbitros porque si PSPV y Compromís no van unidos el tren de la costa se retrasará en Alicante”.

 

   El Gobierno central, ha recordado, se ha comprometido con la parte que es de su competencia, como el desdoblamiento del Cullera-Gandía y su variante hacia Oliva, pero el Consell “en la parte que le corresponde destina cero euros”.

 

   “Estaría bien que dentro de los 20.000 millones que tiene la Generalitat destine parte a la ejecución de esta obra” ha señalado y ha recomendado a Puig y a Oltra que destine los 384 millones de euros para chiringuitos, la inversión prevista en la Agencia de la Innovación o a la televisión de Oltra, así como el aumento de 156 millones de euros en el gasto del sector público a esta infraestructura.

 

      Así mismo, la presidenta del PPCV ha adelantado que espera que la Comisión de Estudio en materia de infraestructuras solicitada por el GPP “salga adelante” para que “ver qué obras estratégicas necesita la Comunitat, ver cuál es la planificación en infraestructuras en la Comunitat Valenciana porque “si hay dinero para subir los sueldos, abrir una televisión y poner asesores, hay dinero para acabar con los barracones, mejorar el regadío, y para el Tren de la costa”.

 

   En esta línea, ha señalado que “ya ha pasado el momento de las quejas, ha llegado el momento en el que Puig comience a gestionar” porque “tiene más dinero que el último Consell del PP y el único que cumple con la Comunitat es el Gobierno”.

 

    Frente a esta realidad “no oiremos nada de las inversiones de la conselleria de Obras Publicas en Alicante, como la ampliación del TRAM y el túnel de Torre Grossa que lo han dejado abandonado”. En 2017 se han dejado de ejecutar 684 millones de euros lo que evidencia que la gestión del Consell es “un desastre”.

 

Compartir