Bonig: “El pacto de los sillones hace a Puig rehén de sus socios de gobierno”

Bonig: “El pacto de los sillones hace a Puig rehén de sus socios de gobierno”
Icono fecha
13-06-2019

• La síndica popular señala en el debate de investidura que “lo que a dos no funcionó, a tres va a resultar un auténtico desastre”

13. junio. 2019.- La  Síndica del Grupo Popular en les Corts, Isabel Bonig, ha señalado que “el Pacto de los sillones hace a Puig en rehén de sus socios de gobierno”.

  Bonig ha señalado en la sesión de investidura del nuevo presidente de la Generalitat que “no a la reedición del Botanic, no a la reelección del señor Puig como President de la Generalitat y no a la rendición del socialismo valenciano ante el nacionalismo de Compromís y el populismo de Podemos”.

 A continuación, la síndica popular ha explicado los motivos de esta negativa. “Lo que a dos no funcionó, a tres va a resultar un auténtico desastre. Ni la reforma del modelo de financiación autonómica, ni el Corredor Mediterráneo, ni el Tren de la Costa, ni el trasvase Tajo – Segura, ni la agricultura valenciana. Tan solo su propio interés, aunque con ello haya puesto a las instituciones y al pueblo valenciano al servicio
del Partido Socialista”.

   Bonig ha indicado a Puig que podrá ser President por la mínima y por 4.311 votos adelantados, pero lejos de corregir los errores de esta legislatura usted está decidido a profundizar en ellos con el nuevo gobierno, por lo que no cuente con mi grupo ni con las oportunidades que le hemos dado esta legislatura”.

   Isabel Bonig ha manifestado que “hace 4 años en este mismo debate proclamó que en el siglo XXI una tasa de pobreza infantil del 24% nos debería avergonzar a todos. Hoy esa tasa es del 33,9%. O, entre otras cosas se comprometió con la comunidad educativa a dotarle de la estabilidad normativa que merecía. Ahora tienen 40 resoluciones judiciales que han tumbado toda su política educativa por vulnerar el derecho de los padres a elegir la lengua y el centro de escolarización de sus hijos. O se refirió al drama de tener más de 50.000 pacientes en lista de espera para operarse y sus últimos datos de listas de espera son de
66.448 personas”. Bonig ha recordado que “hace 4 años en este mismo debate proclamó que a partir de otoño el gobierno valenciano tomara acciones legales si no se consigue de forma negociada la reforma del sistema de financiación. Estamos exhaustos de ofrendar nuevas glorias a España. Hoy, con otro partido gobernando España, ni hay reforma de la financiación, ni quedan pancartas, ni plataformas, ni manifestaciones, ni muchísimo menos acciones legales. ¿Por qué deberíamos creerle ahora señor Puig?”.

   La portavoz popular ha manifestado que “mientras ustedes llevan un mes y medio contando sillones, asesores y sacando reglas de tres para calcular el número de altos cargos que le tocan a cada uno. Aquí no hay nadie hablando de la eficacia de las políticas públicas o de la eficiencia de los recursos de los valencianos. Han instrumentalizado las instituciones poniéndolas a su servicio, olvidándose de que los problemas de los valencianos no se van a solucionar multiplicando por dos el número de consellerias. Llevan un mes hablando del qué y del quién. La toma de decisiones en su gobierno se va a convertir en una batalla campal que les conducirá irremediablemente a la parálisis institucional y política”.

   Bonig ha señalado que “los valencianos no merecen un presidente rehén de sus socios de gobierno. No necesitan más consellerias, más altos cargos, más mestizaje, más nacionalismo y más populismo a costa de los de siempre, de los valencianos y de sus impuestos. Necesitan instituciones fuertes y gobiernos estables. Nosotros estaremos liderando la oposición y defendiendo su libertad”.

   La portavoz popular ha indicado también que “el gobierno del Botànic es pasado y rehén de su gestión de gobierno de cuatro años. Puig no habla de la investigación a las empresas de su hermano, o de Divalterra que la investigación dice que crearon una estructura de gobierno paralela saltándose la contratación legal. Eso es corrupción. La del PP estuvo mal pero la suya también”.

   Bonig ha recordado que “la legislatura pasada el Botànic creó 12 agencias. El plan de ajuste que le envió el Ministerio de Hacienda y al que Puig se ha comprometido le pide suprimir 9 agencias y hacer un recorte de 1.500 millones de euros. ¿De dónde va a recortar?. La realidad es que anteponen dogmatismo sectario a una gestión ineficaz”.

   Por último, la líder popular ha tendido la mano a Puig para exigir a Sánchez que cambie el modelo de financiación. En febrero de 2016 le ofrecí un pacto para que no fuera rehén de los nacionalistas. Y ahora se junta con los comunistas que son los peores enemigos de los socialistas, Usted verá lo que hace”.

Compartir