Bonig y Tejerina abordan la situación de la sequía en la Comunitat y las medidas para paliarla

Bonig y Tejerina abordan la situación de la sequía en la Comunitat y las medidas para paliarla
Icono fecha
21-11-2017

  • El Gobierno del PP ha invertido más de 85 millones de euros en obras de emergencia y se ha prorrogado el trasvase Tajo-Segura
  • Hay aprobada una exención de 35 millones para los regantes del trasvase Tajo-Segura, de 8 para los del Júcar y de 2 para los regantes del Segura
  • El Consell reduce en el presupuesto la inversión en modernización y eficiencia de regadíos y el GPP anuncia que presentará una enmienda para incrementarla

 

21 noviembre 2017.-. La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig ha abordado hoy con la Ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, la situación de la sequía en la Comunitat Valenciana y las medidas encaminadas a paliar sus efectos en zonas tan afectadas como la provincia de Alicante.

 

   Así, la presidenta del PPCV ha defendido ante la ministra la necesidad de activar los pozos para la sequía  en una de las zonas más afectadas de España como es la provincia de Alicante con el objetivo de reducir los efectos provocados por la ausencia de precipitaciones.

 

  El PP ha recordado que se han movilizado más de 350 hectómetros cúbicos y se han invertido más de 85 millones de euros en obras de emergencia y se ha prorrogado el trasvase Tajo-Segura. Además, hay aprobada una exención a los regantes  de 35 millones para los del trasvase Tajo-Segura, de 8 para los del Júcar y de 2 para los regantes del Segura.

 

    Otro de las cuestiones que han tratado ha sido la importante apuesta por la modernización de regadíos como sistema para hacer un uso más eficiente de un recurso escaso. Así, el Gobierno ha invertido más de 100 millones de euros en esta cuestión en la Comunitat Valenciana.

 

  Al respecto ha recordado que en estos momentos de grave sequía el Consell no hace ningún esfuerzo en modernización y eficiencia de regadíos. De hecho, en la partida de nuevas infraestructuras agrarias se baja, de los 39,8 millones de euros presupuestados en 2017 a los 38,1 para 2018, manteniéndose intacta la insuficiente cantidad de 5,1 millones de euros destinada a las Comunidades de Regantes para la racionalización del uso del agua.

 

   Por ello ha adelantado que el GPP presentará una enmienda a los PGV para conseguir que se incremente la inversión del Consell en infraestructuras agrarias para que la Generalitat “cumpla su parte con los regantes”.

 

   Además, han tratado uno de los temas que más preocupa a los regantes valencianos como es la necesidad de bonificar el precio del agua desalada para aliviar el gasto del sector y proteger su viabilidad.

Compartir