Calpe considera una “tomadura de pelo” la convocatoria de ayudas para jóvenes agricultores

Calpe considera una “tomadura de pelo” la convocatoria de ayudas para jóvenes agricultores
Icono fecha
19-11-2017

  • El diputado popular en Les Corts señala que la convocatoria demuestra que el departamento de Cebrián no apuesta por el relevo generacional
  • “Llega con retraso, perjudicará a posibles solicitantes y tiene tintes ideologizantes”

 
19. noviembre. 2017.- El diputado del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts Valencianes, José Ramón Calpe, ha denunciado que “la convocatoria de ayudas a la instalación de jóvenes agricultores es una tomadura de pelo”.
 
  El diputado popular ha señalado que “esta convocatoria que acaba de publicar la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria y los criterios de baremación demuestra que el departamento de Cebrián no apuesta por el relevo generacional, que constituye, junto con la nula o baja rentabilidad de las explotaciones, el problema estructural fundamental del campo valenciano”.
 
   Para Calpe, “la convocatoria llega con demasiado retraso y con tintes electoralistas; las solicitudes se van a presentar en 2018 y se irán resolviendo y pagando los primeros tramos de las ayudas en vísperas de las próximas elecciones. Pero, además, este retraso perjudicará a muchos posibles solicitantes, por la exigencia de que el proceso de instalación tenga que haberse iniciado antes de los 24 meses anteriores a la presentación de la solicitud y que no pueda estar finalizado antes de esa misma presentación”.
 
   “En la convocatoria de 2017 ya quedaron excluidos dos tercios de los solicitantes, muchos de los cuales ahora ya no van a poder cumplir esos requisitos, con lo que la Conselleria les deja abandonados sin reconocer ni respaldar el importante esfuerzo que ya han hecho”, ha añadido.
 
   José Ramón Calpe ha criticado los criterios de baremación establecidos para poder obtener las ayudas. “Parecen redactados por el Comité de Agricultura Ecológica, a cuyos dictados se pliega la Consellera Cebrián, llegando a dar 10 puntos a quienes respondan a esos criterios, lo que les garantiza, ya de salida y casi con absoluta certeza, que van a ser adjudicatarios de las ayudas.

   El problema es que la agricultura ecológica, por la que el PP ya apostó al redactar el actual Plan de Desarrollo Rural de la Comunidad Valenciana (PDR-CV), es muy minoritaria y, con esos criterios, parece que se quiere excluir a los proyectos que siguen los criterios de la agricultura convencional, absolutamente mayoritarios en la Comunidad Valenciana y los más necesitados de relevo generacional, con lo que esta convocatoria no va a servir para conseguir una mejor tasa de relevo de agricultores. La Conselleria actúa aquí con una fuerte carga ideológica y tratando de adoctrinar al campo valenciano en el credo que profesan sus gurús”.
 
   Por último, Calpe ha afeado que “no se ha resuelto con esta convocatoria el problema de los jóvenes que actúen como socios de una cooperativa titular de la explotación, según demando el GPP en la última sesión de la Comisión de Agricultura de les Corts, en una PNL rechazada por los firmantes del Botànic”.

Compartir