El GPP denuncia la Oficina de derechos lingüísticos de Puig ante la Agencia Española de Protección de Datos por su registro de datos personales

El GPP denuncia la Oficina de derechos lingüísticos de Puig ante la Agencia Española de Protección de Datos por su registro de datos personales
Icono fecha
06-03-2018

• La portavoz popular de Justicia señala que se ha creado una Oficina con un registro sin darlo de alta en la Agencia de Protección de Datos

06. marzo. 2018.- La portavoz de Justicia del Grupo Popular en Les Corts, María José Ferrer San-Segundo, ha anunciado la presentación de una denuncia-comunicación ante la Agencia Española de Protección de Datos de la Oficina de derechos lingüísticos de Puig “porque no consta la inscripción del alta del fichero de datos de carácter personal de la oficina, que está operativa desde diciembre, en el Registro General de Protección de Datos”.

   “No es posible que se hagan las cosas tan mal como las hace el Botànic, si no es a conciencia. No se puede tener ya vigente hace dos meses una Oficina con un registro, donde se inscriben datos de todo tipo, personales e incluso pretendidas infracciones de derechos, sin ni siquiera darlo de alta en la Agencia de Protección de Datos”, ha manifestado. 

   La portavoz popular ha afirmado que “así que, a la negligencia y la ilegalidad, se suma la intención de que no haya control sobre unos datos acerca de buenos y malos valencianos que se manejen en la oficina lingüística, con un decreto manifiestamente ilegal, como se ha refrendado por los propios órganos de Presidencia y el CJC, cuya derogación volvemos por todo ello a instar. No se puede crear un registro donde quedarán inscritos ciudadanos, personas privadas, por pretendidamente vulnerar derechos”.

   Ferrer San-Segundo ha recordado que el TSJCV ha admitido a trámite las alegaciones presentadas por el GPP contra el decreto de creación de esta oficina de derechos lingüísticos. “Ahora trasladamos a la AEPD esta nueva posible ilegalidad”.
  
   La diputada popular ha anunciado que “el PPCV va a seguir en este tema junto al número significativo de valencianos que nos piden respaldo y que actuemos. Así que el Botànic debe tener claro que no nos van a callar. El Consell busca la fractura social e imposibilitar la pacífica convivencia de la sociedad valenciana. Lo está haciendo en todas sus iniciativas y también con este decreto”.

   Por último, Ferrer San-Segundo ha señalado que “Puig quiere crear vigilantes, comisarios lingüísticos, una especie de policía de hablar correctamente Botànic, imponiendo e internándose en ámbitos donde no tienen competencias. No necesitamos esos comisarios”.

Compartir