El Grupo Popular pide la dimisión inmediata de Àlvaro por “engañar a los alicantinos y reconocer que el Consell les estafa”

El Grupo Popular pide la dimisión inmediata de Àlvaro por “engañar a los alicantinos y reconocer que el Consell les estafa”
Icono fecha
28-01-2018

·       Elisa Díaz pide la comparecencia urgente de la consellera Cebrián en Les Corts

·       Anuncia posibles acciones legales ante Fiscalía por la estafa de cobrar con aumentos de hasta un 600% un servicio inexistente

28. enero. 2018.- La Portavoz de Medio Ambiente del Grupo Popular en Les Corts, Elisa Díaz, ha pedido la dimisión inmediata del secretario autonómico de Medio Ambiente Julià Alvaro “por permitir que toneladas de residuos sin tratar acaben sepultados en el vertedero de Xixona con el visto bueno del Consell que cobra por un servicio de tratamiento de esos residuos que no existe” y ha anunciado que están estudiando acciones legales para dar traslado de los hechos a la Fiscalía por estafa y posible delito medioambiental.

   El Grupo Popular también va a solicitar la comparecencia urgente de la consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián, “por la complacencia del Consell y la permisividad al permitir que se viertan todo tipo de residuos en el mismo sitio, ya sean enseres, residuos sólidos urbanos, escombros, plásticos, o poda. Es lamentable que el vertedero de Piedra Negra de Xixona recoja la mayor parte de los residuos de la provincia y los industriales de la Comunitat y se mire hacia otro lado, después de habernos dado tantas lecciones y estar casi tres años gobernando sin haber hecho nada al respecto, excepto subir el impuesto sobre eliminación de residuos en vertedero”.

   Elisa Díaz ha manifestado que “el Botànic no solo no ha hecho absolutamente nada sino que en este periodo ha agravado la situación sin plantear ninguna solución. Julià Álvaro se ha dedicado en exclusiva al SDDR y a escribir en su blog personal, a aparentar pero no a hacer, cero gestión, excepto para subir impuestos”.

   La Portavoz popular considera que “si hubiese dedicado la cuarta parte del tiempo que le ha dedicado al SDDR a la gestión de residuos, probablemente no estaríamos en esta situación, pero mientras los residuos crecen, el tratamiento de los mismos desaparece, las promesas de poner en marcha plantas de transferencia y de reciclaje se incumplen, toneladas de envases acumuladas se pudren mientras esperan su retirada, y vemos como en Xixona los camiones descargan todo tipo de residuos en el mismo sitio con el beneplácito del Consell”.

   “Desde el GPP llevamos mucho tiempo exigiendo al Consell que ejecute el Plan Integral de Residuos, que invierta en nuevas instalaciones y en mejoras de las existentes, que no es suficiente con poner como ejemplo la última planta que se hizo, con el gobierno del Partido Popular, la de Algimia, sino que es necesario seguir apostando por la valorización energética y la mejora de nuestros servicios”, ha indicado.

   Elisa Díaz también ha manifestado que “ante la gravedad de los hechos, estamos estudiando dar cuenta a Fiscalía, porque los alicantinos están pagando por un servicio que no existe, y por un posible delito medioambiental, pero independientemente, y dado que este video es una muestra más de la inoperancia e ineficacia de esta Consellería, más preocupada en sus peleas internas, solicitamos la comparecencia de la Consellera para que explique las medidas que van a adoptar al respecto, y la dimisión inmediata de Julià Álvaro que tal vez debería aprovechar la creación de tele Oltra para dedicarse a "sus zapatos".

   Elisa Diaz ha afirmado que “este Consell se atreve a aumentar el impuesto por un servicio que no se está llevando a cabo de 5 a 30 euros, obligando a los ayuntamientos que intentan sobrellevar este insoportable aumento a repercutir en sus vecinos con subidas indeseadas de tasas, ya que también la tarifa de la gestión de residuos por parte de la empresa se ha incrementado en más de un 50% porque dicen verse “obligados a modular los costes de explotación a la realidad de precio de entrada por tonelada de residuo a tratar, con el fin de optimizar la implementación en la gestión de los residuos que tratan en sus instalaciones aplicando un plan de mejoras continuado para seguir garantizando la calidad de los procesos de control y seguridad respetando en todo momento estrictamente los parámetros exigidos por la Legislación”. Pero ese tratamiento NO EXISTE, se está cobrando por un servicio que no se da y con el visto bueno de la Consellería, que no solo asiente a que la empresa cobre más por ello, sino que sube el impuesto sobre eliminación de residuos en vertedero a los ayuntamientos en un 600%”.

   Por último, Elisa Díaz ha señalado que “a Cebrián se lo han puesto en bandeja con la autorización del cese de los dos directores generales que dependen de Àlvaro por parte de Puig y Oltra. Que cese también al secretario autonómico que no ha hecho absolutamente nada en la gestión de residuos. Lo más lamentable es que se escude en la gestión anterior para justificar su incapacidad. Echar balones fuera, tras casi tres años, ya no sirve como excusa”.

 

Compartir