El PP rechaza el intento de Marzà de implantar el islam en los centros públicos

El PP rechaza el intento de Marzà de implantar el islam en los centros públicos
Icono fecha
13-07-2018

13. julio 2018.- La Portavoz de Educación del Grupo Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha mostrado sus dudas respecto al anuncio de reconsideración de Educación de implantar la religión islámica en algunos colegios públicos y ha exigido la retirada del proyecto de forma inmediata. “No son de fiar. Ya conocemos el modo de actuar de Marzà: deciden una cosa sin ningún diálogo, luego cuando hay protestas dicen que no es definitivo para calmar los ánimos y, al final, terminan llevándolo adelante en los mismos términos”.

   Gascó ha mostrado el total rechazo del PP al modo en que Marzà quiere implantar una medida polémica que no aporta nada positivo a los alumnos y ha exigido su retirada definitiva. “Su implantación es una decisión unilateral que demuestra falta de respeto, de rigor y de gestión que no se puede permitir en un tema tan serio. Es increíble que se haya llegado a aprobar una iniciativa tan importante sin consultarlo con nadie, ni con los municipios, ni con los equipos directivos, ni con los consejos escolares del centro, ni los municipales. Simplemente hubo una reunión donde les dijeron que habían sido centros seleccionados. No se les ha permitido plantear ni alegaciones, ni han escuchado su punto de vista. Ahora dicen que no es definitivo pero nadie se fía porque los hechos demuestran que la palabra de Marzà no tiene ningún valor”.

   La portavoz popular ha denunciado el modo de implantar esta medida. “Ni el diálogo ni el consenso es lo suyo y cuando se le mete en la cabeza una cuestión de imposición ideológica la lleva a término caiga quien caiga y le pese a quien le pese. Esta no es una manera de dirigir la educación en la Comunidad Valenciana”.

   Beatriz Gascó ha resaltado la incoherencia de llevar a cabo la introducción de la religión islámica en determinados centros. “No entendemos porqué si después de tantos años han estado en contra de que la religión se impartirá en las aulas y de hecho, este es uno de los puntos que se van a trabajar en la modificación de la Lomce, ahora pretendan implantar la enseñanza del islam. En Europa venimos de una tradición cultural de base humanista cristiana y no tiene sentido renegar de nuestras raíces para fomentar otras.

Creación de guetos

   Beatriz Gascó ha indicado que “no pueden poner etiquetas o crear guetos en determinados centros sin que las familias lo supieran, una vez finalizado el proceso de escolarización. Tenían que haberlo hecho antes. Arrebata a las familias el derecho de poder decidir porque existe el riesgo real de convertir colegios en guetos.

   “Es paradójico –ha continuado- que mientras a los centros les obligan a reservar plazas a los alumnos con compensatoria para que estén distribuidos por la Comunidad Valenciana y, sin embargo, a los alumnos musulmanes se les intente aglutinar en el mismo centro. Es evidente que en los centros propuestos no había ninguna demanda por parte de las familias de que se implantara esta asignatura en esos colegios seleccionados”. Marzà una vez más demuestra que gestiona a salto de mata y sin ninguna planificación.

   Gascó ha señalado que “las explicaciones de Marzà intentando desviar la atención con un convenio con el Ministerio son solo excusas porque para nada el proyecto sigue las directrices que marca el convenio. En realidad lo tienen que pedir los centros y que exista un mínimo número de alumnos por nivel, cosa que no se da. Solo escuchamos mentiras y secretismo en torno a un proyecto que cae por su propio peso en una cuestión que se podría haber solucionado a través de actividades extraescolares. No se sabe a través de qué currículum se van a dar estas enseñanzas, ni quien va a impartirlas, ni qué capacitación va a tener el profesorado”. 

   Por último, la portavoz popular ha mostrado su sorpresa por la utilización de fondos públicos para este fin. “Cuando este año han recortado profesorado para clases de refuerzo, sí que tienen recursos para estas medidas que nadie había solicitado. En lugar de dedicarse a luchar contra el fracaso escolar, para incrementar la calidad, la competitividad o el emprendedurismo, solo ponen en marcha medidas que nadie pide y que generan polémica, enfrentamiento y tensión en el sistema educativo valenciano”.

Compartir