El PPCV no aceptará acuerdos bilaterales de financiación del Gobierno con Cataluña porque va en detrimento de los valencianos

El PPCV no aceptará acuerdos bilaterales de financiación del Gobierno con Cataluña porque va en detrimento de los valencianos
Icono fecha
06-08-2018

  • El PPCV insta al Consell a romper “cualquier apoyo a Sánchez hasta que el tema de la financiación no esté resuelto”
  • Con el PP los valencianos tuvieron 2.500 millones más por la recaudación del IRPF y de IVA pero con Sánchez solo llegarán 376 millones de euros más
  • Tilda de “muy grave” que la ejecución presupuestaria del Ayuntamiento no llegue al 23%

 

6. agosto. 2018.- El Partido Popular de la Comunitat Valencana ha advertido hoy de que “no va aceptar acuerdos bilaterales de financiación autonómica del Gobierno de España con el de Cataluña porque sabemos que eso va en detrimento de la financiación de todos los valencianos”.

     Así lo ha manifestado hoy la vicesecretaria regional del PP, Elena Bastidas y el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, Eusebio Monzó en una rueda de prensa ofrecida para analizar el “impacto negativo” que las políticas de Pedro Sánchez está teniendo en la Comunitat Valenciana.

   Así, han lamentado que “si Sánchez quiere acuerdos en otra materia que lo haga pero no en lo referente a financiación ni inversiones donde no puede haber acuerdos a dos bandas”.   En ese sentido, han pedido que en la próxima Conferencia de Presidentes “se aborde la reforma del sistema de financiación del conjunto de las Comunidades Autónomas sin privilegios ni prebendas”.

    La vicesecretaria regional Elena Bastidas ha señalado que el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es un kamikaze para la Comunitat Valenciana porque “conduce en sentido contrario a los intereses y al bienestar de los valencianos”.

        Así, ha señalado que es un “sinsentido” que el conseller de Economía, Vicent Soler “aplauda” que la Comunitat Valenciana reciba por parte de Pedro Sánchez una financiación por debajo de la media ya que el resto de CC.AA la aumenta en un 4% frente al 3,5% de la Comunitat. “¿Cómo puede estar satisfecho si vamos a recibir 53 millones menos que el resto de la media?”, ha señalado al tiempo que ha explicado que con el PP, este Consell ha recibido al año un 31% más que los Consell gobernados por el PP.

      Al respeto ha indicado que la reforma de la financiación autonómica "está cada vez más lejos, los valencianos hemos vuelto a la casilla de salida, a la situación que había antes del PP. “Con el PSOE los valencianos nunca tendrán la financiación que les corresponde”.

   Pedro Sánchez también “fracasa en bienestar y empleo” anunciando nuevas subidas de impuestos para los valencianos. Así, ha señalado que está siguiendo la senda del Botànic, donde en 3 años se han incrementado en 1.500 millones los impuestos a los valencianos, una situación que suma al anuncio de Sánchez de duplicar el impuesto de sociedades “una muy mala noticia para una tierra tan dinámica y emprendedora como la valenciana”.

   Bastidas ha lamentado que Sánchez se alinee con el sectarismo ideológico de la Comunitat Valenciana y le ha insistido a que lleve a sus últimas consecuencias la comisión bilateral en materia de política lingüística para proteger la libertad de los valencianos. Se ha demostrado que “las exigencias del Consell al Gobierno central era hipocresía, las critica contra los PGE eran falsas porque los datos de los que presumen, eran los datos que criticaban, los mismos contra los que votaron en el Congreso”.  

Convocatoria urgente para tratar la financiación

    Por ello, ha solicitado la convocatoria de una reunión “urgente” con todas las CCAA para poder abordar sin dilaciones la reforma de la financiación sin estar supeditados a los acuerdos de Sánchez con la Generalitat de Cataluña”. Por ello, ha instado al Consell a romper “cualquier apoyo con Sánchez hasta que el tema de la financiación no esté resuelto.

Se desploman las inversiones en la ciudad de Valencia

       El portavoz municipal del PP ha criticado que “desde que Ximo Puig y Mónica Oltra gobiernan en la Comunitat las inversiones en la ciudad de Valencia no han hecho más que bajar”.

    “Representamos un 20% de la población en la Comunitat Valenciana y las inversiones no alcanzan ni siquiera un 4% del capítulo VI de Infraestructuras del Presupuesto de la Generalitat”, ha detallado.

    Eusebio Monzó asegura que “este año se ha reducido un 4% respecto al año anterior el presupuesto de inversiones” lo que supone una clara “pérdida de oportunidades para la ciudad en un momento de crecimiento económico gracias a las medidas que implantó el Gobierno de Mariano Rajoy”.

    Esas decisiones del anterior Gobierno sustentado por el PP permitieron que en los años 2015, 16, 17 y 18 “los valencianos tuvieran 2.500 millones de euros más por la recaudación de los modelos de IRPF y de IVA”, ha explicado Monzó, quien lo ha contrapuesto a lo que recibirá el año que viene la Comunitat, ya con el Gobierno de Pedro Sánchez, “en entregas a cuenta y que solo van a crecer 376 millones de euros”. Por ello, ha asegurado “no entender la alegría del conseller de Hacienda, Vicent Soler en una situación financiera claramente peor”.

   Por otro lado, Monzó ha afirmado que “las dotaciones del Gobierno valenciano para la ciudad de Valencia han sido cero, lo único promesas que han incumplido”. Y pese a ello, ha denunciado que “se han terminado las reivindicaciones de Ribó ante el Gobierno y sigue de vacaciones”.

    En cuanto al nivel de ejecución presupuestaria del Gobierno municipal, Monzó ha desvelado que hasta el presente mes de agosto “no llega al 23%” lo que demuestra la desatención hacia los ciudadanos.

Eusebio Monzó ha recordado que “los gobiernos del PP impulsaron en valencia infraestructuras como la Ciudad de la Justicia; la Ciudad de las Artes y las Ciencias; la Ciudad Administrativa 9 d´Octubre; el nuevo hospital La Fe; Metrovalencia o centros culturales y deportivos como los de la Petxina, Abastos y Nazaret”.

En total  fueron “4.000 millones de euros que se invirtieron durante veinte años en la ciudad. Todos los años los valencianos recibían 200 millones de euros y en contraposición con el Gobierno de la Nau solo 18,6 millones de euros”.

Monzó ha invitado a Ribó a “reivindicar la finalización de la V-21 y no a paralizarla con las graves consecuencias que tiene para 70.000 vehículos diarios, también a solventar la deuda de la Marina que ahora tampoco parece una prioridad, y a impulsar las inversiones pendientes de la Generalitat en la ciudad como el plan Nou Moles, la Línea T-2, el colector norte, la antigua Fe y los centros escolares”.

 

Por último, el portavoz popular ha criticado que Joan Ribó sí que ha tenido fondos para “financiar a asociaciones catalanistas como Acció Cultural, Ca Revolta, Sociedad Micalet y Escola Valenciana y que también se financian desde Cataluña”.

 

 

Compartir