El PPCV presenta la campaña “No al adoctrinamiento en las aulas” para sacar la política de los centros educativos

El PPCV presenta la campaña “No al adoctrinamiento en las aulas” para sacar la política de los centros educativos
Icono fecha
03-05-2018

Jaume Bronchud y Beatriz Gascó aseguran que “existe un modelo separatista planteado por la izquierda que pretende imponer un modelo único”

  • Está dirigida a alumnos, familias y profesores para ayudarles a proteger y defender la libertad educativa

     

    03. mayo. 2018.- El PPCV ha creado la plataforma “No al adoctrinamiento en las aulas” para recoger las denuncias de alumnos, padres y profesores sobre casos de adoctrinamiento, defender la libertad en los centros educativos valencianos y evitar que se conviertan en subsedes políticas al servicio de los intereses del gobierno.

     

       La campaña ha sido presentada esta mañana en rueda de prensa por el vicesecretario de comunicación del PPCV Jaume Bronchud y la educación Beatriz Gascó. Bronchud ha señalado que “con esta iniciativa queremos primar la libertad y poner la educación al servicio de la calidad porque no se puede trasladar la política a la educación”.

     

       “El objetivo de esta plataforma, situada en la web ppcv.com, es ayudar a los alumnos a recibir mejor formación, ayudar a los padres a proteger y defender la libertad educativa y a los profesores para que no se vean intimidados por las acciones políticas del Consell”, ha indicado.

     

       Las denuncias son anónimas para evitar las represalias rellenando un sencillo formulario con un correo y el nombre del centro. A partir de ahí, desde el PPCV se ampliará la información y verificará cada caso para, a continuación, realizar las acciones oportunas en defensa de los derechos del alumnado y evitar ese atropello.

     

       Jaume Bronchud ha explicado que “existe un modelo separatista planteado por la izquierda que pretende imponer un modelo único, con una evidente incapacidad de gobernar para todos, más allá de los intereses que representan.

     

       El representante popular ha querido agradecer la labor que realizan los profesionales docentes, pero “condenamos la utilización de algunos centros como subsedes políticas al servicio de los intereses del gobierno botánico. Queremos primar la libertad y poner la educación al servicio de la calidad educativa porque no se puede trasladar la política a la educación, hay que sacar la política de las aulas. Defendemos no al control político de los centros docentes. No queremos que por esta creciente ideologización se siga desprestigiando la educación de todos los valencianos”.  

     

       Además, ha manifestado que “esta es una herramienta a disposición de toda la comunidad educativa para ayudarles en sus preocupaciones y garantizar una educación plural y en libertad”.

     

    Miedo a denunciar por temor a represalias

     

       Por su parte Beatriz Gascó, portavoz de Educación del GPP en Les Corts, ha citado casos “en los que se vulnera la Constitución y se incita a los pequeños a pensar de una determinada manera. Si el señor Marzà no garantiza la libertad de los centros alguien va a tener que hacerlo. No son casos aislados sino un goteo constante que ha provocado que se disparen las quejas por temas educativos ante el Síndic de Greugues”.

     

       En concreto ha puesto como ejemplo la denuncia por parte de las familias de venta de boletos de Escola Valenciana en los centros educativos, determinadas lecturas o la distribución de una agenda escolar con el mapa de los paisos catalans. “Marzà no solo no actúa sino que lo justifica. Están logrando que se denoste y desprestigie todo el sistema educativo. Si Marzà no actúa alguien va a tener que hacer algo”.

     

       Gascó ha explicado que “en estos momentos muchas personas tienen miedo a denunciar por las consecuencias que puede tener para las familias y los alumnos. Queremos que desaparezcan casos de adoctrinamiento porque se está pateando a la democracia y al estado de derecho y no estamos dispuestos a consentirlo. Que Compromís esté radicalizado es una cosa pero que se intente normalizarlo en el aula es muy distinto”.

     

       Beatriz Gascó ha finalizado señalando que “desde el PP no vamos a bajar la guardia y vamos a estar al lado de las familias y alumnos para impedir que el catalanismo se asiente y se normalice en las aulas valencianas”.

Compartir