El PPCV presenta una iniciativa para conocer la situación de los desfibriladores de la Comunitat y exige a Bravo y Barceló que asuman responsabilidades políticas

El PPCV presenta una iniciativa para conocer la situación de los desfibriladores de la Comunitat y exige a Bravo y Barceló que asuman responsabilidades políticas
Icono fecha
20-10-2019

  • “Pedimos responsabilidades políticas, queremos saber de quién dependía el mantenimiento de ese equipo y si la conselleria de Justicia y Sanidad, conocía su estado”
  • El PPCV propone cursos de formación sobre reanimación cardiopulmonar, manejo de desfibriladores y maniobra de Heimlich (atragantamiento), en colegios e institutos, escuelas infantiles, educadores, funcionarios, policías locales y FCSE

 

20, octubre, 2019.- El vicesecretario regional del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), José Juan Zaplana, ha pedido hoy a las conselleras de Sanidad, Ana Barceló y a la de Justicia, Gabriela Bravo, que “den la cara” tras el fallecimiento de una persona por parada cardiorespiratoria en el Palacio de Justicia de Valencia y asuman responsabilidades políticas.

   Asímismo, ha anunciado que el PP ha presentado una iniciativa para conocer el estado de los desfibriladores que hay en los centros públicos de toda la Comunitat para que “no tengamos que lamentar nuevas tragedias”.

   Zaplana se ha referido de esta manera a la situación vivida hace tres días en el Palacio de Justicia de Valencia en el que un hombre que había sufrido una parada cardiorespiratoria no pudo ser atendido correctamente con medios técnicos porque el desfibrilador que había en la instalación no tenía batería.

   Así, ha recordado que el pasado miércoles se celebró el Día Internacional de la parada cardíaca y tuvimos la oportunidad de visitar a los profesionales que estaban haciendo programas de atención con desfibrilador en una jornada donde “el gran ausente fue la Generalitat”.

   “Días después, conocemos el trágico accidente ocurrido en el Palacio de Justicia donde falleció una persona porque el desfibrilador no cumplía las medidas necesarias para estar en marcha correctamente” por lo que “pedimos responsabilidades políticas, queremos saber de quién dependía el mantenimiento de ese equipo y si la conselleria de Justicia y Sanidad conocían el estado de ese desfibrilador”.

     Zaplana ha recordado que las enfermedades cardiovasculares “son la primera causa de muerte en el mundo occidental, destacando entre ellas, la muerte súbita cardíaca, como resultado de una parada cardíaca secundaria principalmente a la fibrilación ventricular. Este ritmo cardiaco caótico representa entre el 75 % y el 80 % de las muertes súbitas de origen cardiaco y requiere de atención inmediata, ya que por cada minuto que se retrasa su tratamiento adecuado se reduce en un 10 % la posibilidad de supervivencia de la persona que la padece”.

    “Las evidencias clínicas y científicas ratifican que la desfibrilación temprana y la reanimación cardiopulmonar básica de calidad son la respuesta más adecuada y el tratamiento específico de la fibrilación ventricular”, ha continuado. Por ello, el PPCV ha planteado la creación de una red de voluntarios a través del personal de Medicina y Enfermería para impartir formación sobre reanimación cardiopulmonar (RCP) básica, manejo de desfibriladores y maniobra de Heimlich (atragantamiento), que pueda realizar pequeños cursos de formación fundamentalmente en colegios e institutos, escuelas infantiles, a padres y madres y a educadores, funcionarios GVA y policías locales a través del IVASPE y Formación en cuarteles de la Guardia Civil y en comisarías de Policía Nacional.

   Además, propone la posibilidad de elaborar una APP de móvil en el que se incluya un mapa donde se indique la ubicación de los desfibriladores, o llegar a acuerdos con las plataformas actuales de geolocalización que permita integrar a la misma la ubicación de este tipo de dispositivos.

Compartir