Elisa Díaz denuncia que el Botànic “promete medidas que luego incumple”

Elisa Díaz denuncia que el Botànic “promete medidas que luego incumple”
Icono fecha
01-05-2018

 

  • La portavoz de Medio Ambiente denuncia que la industria azulejera y cementera sigue esperando la rebaja de la tasa de residuos
  • “El gobierno valenciano no tiene ninguna iniciativa para favorecer el sector”

01. mayo. 2018.- La portavoz de Medio Ambiente del Grupo Popular en Les Corts, Elisa Díaz, ha denunciado hoy el incumplimiento de la promesa de Puig de rebajar la tasa de residuos para el azulejo y el cemento. “El Botànic se dedica a tomar el pelo a los ciudadanos, prometiendo medidas que luego incumplen. Cuatro meses después de aprobar la tasa, la industria azulejera y la cementera sigue esperando”.

   Elisa Díaz ha recordado que “el PP presentó en enero una proposición de ley en Les Corts Valencianes para eliminar el artículo 9 de la Ley de Tasas por el que se crea un nuevo impuesto sobre cogeneración de residuos no industriales en vertederos”.

   “Con este impuesto se está generando un coste adicional a las empresas”, ha continuado. “Puig prometió que iba a establecer bonificaciones a este impuesto pero hoy es el día, casi medio año después, en que no se ha hecho nada. Como siempre, mucho hablar pero a la verdad nada de nada, cero gestión. Desde el primer momento venimos advirtiendo de la necesidad de derogar ese artículo que va en detrimento de las industrias”.

   Díaz considera que “hay muchos empleos en riesgo y por eso el PP está en contra de la subida de impuestos. Eliminar esa nueva tasa contribuiría a mejorar la competitividad de las empresas y las condiciones laborales y salariales de sus empleados”.

   Para la portavoz popular, “los valencianos estamos cansados de rectificaciones que no se llevan a cabo, procesos de diálogo, negociaciones y palabras huecas que nunca se plasman en nada. Las peleas botánicas internas, fruto del mestizaje, provocan estas tensiones que derivan en falta de gestión. La realidad es que esta implantación de la tasa de residuos que va a entrar en vigor repercute en la competitividad de las empresas azulejeras y cementeras principalmente. Empieza el 1 de julio y no hay nada por escrito sobre la rebaja o bonificaciones para minimizar su impacto. Solo promesas y palabras que se las lleva el viento”.

   Elisa Díaz ha recordado que “el Botànic ha implantado un impuesto que grava la valorización energética que va en la línea de los objetivos marcados por la UE para que a los vertederos vayan lo menos posible. Se está penalizando el crecimiento de uno de los motores de nuestra economía que más empleo y riqueza genera”.

   Por último ha manifestado que “la realidad es que el gobierno valenciano no tiene ninguna iniciativa para favorecer el sector azulejero. Tan solo se dedica a poner trabas al sector. Por el contrario, el gobierno de España ha reducido los costes regulados de electricidad y gas, y va a crear una mesa de trabajo técnica con el sector para estudiar, trabajar y avanzar en nuevas iniciativas”.

 

Compartir