Gascó: “La norma de extraescolares es una nueva chapuza de Marzà que demuestra improvisación, falta de gestión y su nulo diálogo”

Gascó: “La norma de extraescolares es una nueva chapuza de Marzà que demuestra improvisación, falta de gestión y su nulo diálogo”
Icono fecha
01-02-2018

• La portavoz popular señala que “la instrucción de Marzà acaba con la libertad de elección de extraescolares, castiga a los centros con buena gestión económica y les carga con más burocracia”
• “Marzà solo saber imponer, atacando la autonomía de los centros”

01. febrero 2018.- La portavoz de Educación del Grupo Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha señalado que “la instrucción sobre extraescolares es una nueva chapuza de Marzà que demuestra improvisación, falta de gestión y su nulo diálogo”.

   Beatriz Gascó ha valorado las nuevas instrucciones de la Conselleria que limitan las actividades extraescolares y obliga a los centros a abonarlas con fondos propios.

   Para la portavoz popular, “estas instrucciones demuestran una vez más la falta de diálogo de Marzà con la comunidad educativa y el nulo cumplimiento de sus compromisos, porque adoptó una serie de acuerdos con las familias y los responsables de desarrollar las actividades extraescolares que ahora incumple”.

   Gascó ha indicado que “las instrucciones se han adoptado una vez más de forma unilateral y sin hablarlo con nadie, ni con el profesorado, ni con las familias ni con los responsables de las extraescolares. Se publican deprisa y corriendo, a solo siete días del plazo para presentar la solicitud de jornada continua, y lo único que va a conseguir es acabar con la libertad de elección del tipo de actividades que las familias quieren desempeñar en el centro, castigar a los centros que han hecho una buena gestión económica y que tienen remanentes y saturarlos con más burocracia”.

   “Marzà no cree en la autonomía de los centros porque les impone y limita la elección de actividades, les penaliza, y les carga de unas tareas burocráticas que para nada tiene que ver con las funciones pedagógicas que tienen que desarrollar los docentes”, ha añadido.

   Beatriz Gascó ha lamentado la falta de diálogo de Marzà. “Solo sabe imponer y limitar la libertad. El señor Marzà tendría que haber aprendido ya, tras casi tres años en el cargo, que en educación no vale el café para todos. Hay que tener en cuenta las particularidades de cada centro, de cada alumno y de cada familia”.

   Beatriz Gascó ha señalado que “estas nuevas instrucciones siembran el desconcierto en los centros que cuentan o se plantean implantar la jornada continua. Estamos ante una nueva chapuza que no contenta a nadie y que demuestra la improvisación, la falta de gestión y el nulo diálogo”.

   La portavoz popular ha señalado que “hay mil alternativas posibles. Si Marzà quería buscar una solución a las extraescolares debería haber consensuado las medidas y no imponerlas. Una vez más, si solo atiende a su mal criterio, se equivoca y solivianta a toda la comunidad educativa. Con cada decisión empeora el clima educativo”.

 

Compartir