Santamaría: “El Consejo de Transparencia, la Conselleria y la Agencia Antifraude son como ectoplasmas porque las pagamos pero nadie las ve nunca”

Santamaría: “El Consejo de Transparencia, la Conselleria y la Agencia Antifraude son como ectoplasmas porque las pagamos pero nadie las ve nunca”
Icono fecha
02-12-2017

·      Se pregunta por qué ninguna de las tres entidades ha hecho su trabajo ante las irregularidades de los centros de menores, de la EMT o de las oposiciones a Bombero

·      Afirma que son “palacios de cristal” construidos para pagar nóminas

·       Anima a Llinares a “autoauditarse” y comenzar a trabajar analizando su labor en la Agencia Antifraude

 

02. dic. 2017- El secretario general del Grupo Popular en Les Corts, Luis Santamaría, ha denunciado hoy que la conselleria de Transparecia, el Consejo de Transparencia y la Agencia Antifraude “son como ectoplasmas” porque “sabemos que están porque las pagamos pero nadie las ve actuar nunca”.

 

   Santamaría ha señalado que las tres entidades “creadas para hacer el mismo trabajo” están “desaparecidas”. “Lo único que sabemos de ellas es que se llevan un buen pellizco del presupuesto para pagar nóminas”, ha manifestado.

 

    “¿Dónde estaban cuando ha salido a la luz el informe de fiscalización de la Empresa Municipal de Transportes de València (EMT) correspondiente al ejercicio 2016, donde se detallan irregularidades en contabilidad, en procesos de contratación y un desequilibrio financiero?”. “¿Dónde están cuando se han registrado numerosas incidencias en los centros de menores, primero en el de Monteolivete y después en el de Buñol? ¿Por qué no se han pronunciado tras la queja presentada por el Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) por supuestas irregularidades de tráfico de influencias en unas oposiciones?”, ha preguntado.

 

      Para el diputado del PP, estas entidades son “palacios de cristal” porque “la fragilidad de sus actuaciones es solo equiparable a la ansiedad de un cargo”. “Nadie entiende que haya un ejército de transparencia y fraude, distribuido en tres entidades pagadas con dinero de los valencianos y que temas como la caja fija de las universidades no les haya merecido ni una sola gestión”.    

 

    “El ejemplo más claro lo tenemos en la Agencia Antifraude, la joya de la corona del Consell, pero que ha resultado ser un nuevo engaño”, ha indicado Santamaría, que ha animado al director de la agencia a “autoauditarse” y empezar a trabajar analizando la labor que ha desarrollado esta entidad desde su puesta en marcha hace un año. “Un organismo que quiere destinar el 80% a gastos de personal, que un año después quiere cambiar el fondo de la Ley y que ha puesto en riesgo la imparcialidad y la neutralidad de la institución con declaraciones poco claras debe ser vigilado”, ha indicado.  

 

      Santamaría ha señalado que la Agencia Antifraude “ha nacido torcida” porque de momento “solo ha servido para pagar nóminas y salir en prensa, y su director ya ha comenzado a buscar personas sin tener sede asignada”. Tanto es así que Llinares propuso a la Cámara un presupuesto de 2,7 millones para 2018, de los cuales 2,1 serían para personal, y la mayoría de estos serán jefes ya que hay previstos más altos cargos que empleados. “Es algo insólito y que se tiene que hacer mirar”, ha manifestado el diputado.

 

   “Teniendo en cuenta que ya existen organismos del Estado y autonómicos que cumplen esta función, no puede ser que, bajo el mantra de la persecución del fraude, a los valencianos nos metan un gol y nos obliguen a pagar un séquito de altos cargos”, ha señalado. “Lo que realmente es un fraude es que nos tomen el pelo”.

 

   Así, Santamaría ha denunciado las “argucias” de Llinares para cambiar la ley “a su antojo y por la puerta de atrás, ya que le ha bastado un año para empezar a pedir a Morera que cambie algunas cuestiones que se establecieron en la normativa y que afectan a la propia definición jurídica del organismo como la propia naturaleza de la agencia o la modificación del artículo 29 que regula los puestos de trabajo”.

Compartir